Los 'papeles de Salamanca' duermen ya en el Ministerio de Cultura

Serán trasladados «cuanto antes» a Cataluña, afirmó Carmen Calvo Acebes: «Zapatero ha humillado a la comunidad que le vio nacer»

TOMÁS GARCÍA YEBRAMADRID

Las 500 cajas de documentos de la Guerra Civil que reclama la Generalitat ya se encuentran en Madrid, en una cámara acorazada del Ministerio de Cultura. Los polémicos 'papeles' llegaron por carretera a la capital hacia las 11.00 horas, y «cuanto antes» viajarán también por carretera hasta Cataluña, dijo la ministra de Cultura, Carmen Calvo, que no concretó la fecha. «Hablé con el presidente de la Generalitat para comunicarle que hoy (por ayer) salían los legajos de Salamanca, pero, lógicamente, daremos una tregua para que ellos organicen la fórmula de recibimiento». Una vez en Barcelona, «el gobierno autonómico se hará cargo de ellos».

A pesar de todo, el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote no se rinde. Este mismo jueves presentó un recurso ante la Audiencia Nacional con el objetivo de que los 'papeles' se retengan en Madrid. El primer edil charro alega que las autoridades gubernamentales no respetaron la orden de prohibición de carga y descarga. Con ello pretende ganar tiempo, pues confía que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre un recurso presentado por la Junta de Castilla y León antes de que los papeles lleguen a Cataluña.

Esbozando una leve sonrisa, Carmen Calvo dijo que el alcalde «puede poner todos los recursos que quiera», pues «hasta el momento los que ha puesto se han fallado en su contra». En cualquier caso, la ministra dijo que «acatará» lo que dictamine el Constitucional. «Hemos hecho efectiva una ley que se ha debatido democráticamente, hemos cumplido todos los requisitos y nos hubiera gustado que todo el mundo la hubiera acatado de una forma pacífica y leal, como obliga la Constitución, pero no ha podido ser», remachó en una multitudinaria rueda de prensa.

La titular de Cultura alabó la «normalidad» de un traslado que comenzó a las seis de la mañana y finalizó una hora y cuarto después, a las 7.15. «Los salmantinos han demostrado una cordura, una tranquilidad y un sentido común que contrasta con la exaltación y la crispación de su regidor».

El Partido Popular, sin embargo, no comparte esta opinión. Su secretario general, Ángel Acebes, acusó a Rodríguez Zapatero de «humillar» a la comunidad autónoma que le vio nacer y a los salmantinos en particular por enviar a los 'geos' (en errónea referencia a las unidades de intervención de la Policía) a supervisar el traslado de los citados documentos. «Se ha hecho con nocturnidad, alevosía y prepotencia con el fin de evitar la reacción de los ciudadanos que no comparten esta medida», dijo Acebes.

En carretilla

Los esfuerzos del Ayuntamiento de Salamanca para evitarlo fueron baldíos. Los documentos de la Generalitat salieron del Archivo General de la Guerra Civil de madrugada, en carretilla, en medio de una fuerte escolta policial y con una cobertura mediática digna de récord: casi un centenar de periodistas. Una hora finalizó la delirante mudanza, que concluyó en paz y sin altercado digno de reseñar. Se cumplió sólo en parte la promesa de la ministra Carmen Calvo: la restitución se hizo de manera cívica y con gran despliegue de taquígrafos, pero sin luz.