La ola polar baja los termómetros en Moscú a -40º

AGENCIASMOSCÚ

Al menos siete personas murieron en Moscú y otras 69 fueron hospitalizadas a causa de la ola de frío, que esta madrugada amenazaba con temperaturas de hasta 40 grados bajo cero y que persistirá hasta febrero próximo.

Ayer, según las previsiones, será el día más difícil para las compañías eléctricas de Rusia, que el miércoles batieron el récord histórico de suministros y han tenido que activar sus potencias de reserva.

Según informó Piotr Aksiónov, jefe del departamento de servicios urbanos de Moscú, el consumo de electricidad en la capital llegó a los 15.900 megavatios.

Las bajas temperaturas de hasta 57 grados bajo cero en Siberia y 37 en la parte europea de Rusia han forzado a las Fuerzas Estratégicas (FER) a asegurar que estos fríos, inusuales por su duración incluso para Rusia, no afectan el funcionamiento y control del arsenal nuclear del país.