La modernización de la Administración del Estado permitirá un ahorro de 150 millones de euros anuales

ELISA GARCÍAMADRID

La modernización de la Administración General del Estado, vía nuevas tecnologías, suprimirá miles y miles de gestiones y de recorridos y esperas ante las ventanillas de los diversos organismos públicos. La introducción de la informática permitirá en el 2006 un ahorro de 150 millones de euros (impresos, viajes, permisos laborales, etc.), 23 millones de horas libres para los ciudadanos y la conservación de 100.000 kilos de papel, según adelantó este jueves el ministro del ramo, Jordi Sevilla, quien inauguró en Gijón unas jornadas sobre 'La administración electrónica: 24 horas de servicio'.

El 'cerebro' de la operación es el Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones (SARA), una nueva infraestructura tecnológica que permite y garantiza la comunicación entre el Estado, las comunidades y los ayuntamientos, además de servir de plataforma de intercambio de aplicaciones. La inversión inicial ha sido de 12 millones de euros, coste que a lo largo de los próximos años y de nuevas innovaciones aumentará.

El sistema permite «desde ahora mismo» conectar en red a todas las administraciones que lo deseen. Madrid, Cataluña, Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha y el País Vasco ya se han dado de alta. «Esperamos que, antes del verano, se puedan integrar todas las comunidades», apuntó el ministro. Sevilla resaltó que «la administración electrónica española coloca al país al lado de Finlandia, Noruega o Reino Unido». «Lo que supone un salto cualitativo en la carrera por generalizar y simplificar el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos», dijo.

El borrador de la Ley de Administración Electrónica se encuentra bastante adelantado. La norma garantizará el derecho de todos los ciudadanos a acceder a través del ordenador y de las nuevas tecnologías a todos los servicios de la administración. En la elaboración de la ley participan expertos, empresas, universitarios, comunidades y ayuntamientos.