El ministro de Economía estima en más de 4.000 millones el coste de la reforma

El vicepresidente económico ha dicho que el Gobierno "no está cerrado a hacer reformas fiscales futuras"

MADRID EUROPA PRES|MADRID

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha admitido que la reforma del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades que ha presentado el Gobierno es "prudente" en términos económicos para garantizar la suficiencia financiera del Estado, pero ha indicado que el coste total de ambas reformas se situará entre los 4.000 y 5.000 millones de euros. Además, no descarta que el Gobierno pueda acometer nuevas rebajas en el futuro.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha dado el visto bueno al anteproyecto de Ley de reforma de ambos impuestos, Solbes ha indicado que el coste de cada una de estas reformas será superior a los 2.000 millones de euros. En cualquier caso, ha garantizado que ambas rebajas son compatibles con la necesidad de disponer de recursos "suficientes" para cumplir con las aspiraciones económicas de política económica y de aumento de gasto social.

El vicepresidente económico ha dicho que el Gobierno "no está cerrado a hacer reformas fiscales futuras" y, de hecho, ha indicado que la rebaja del Impuesto sobre Sociedades se acompañará próximamente con nuevos cambios para adaptarlo a las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC). "Si hay margen para ir más lejos, iremos más lejos", ha asegurado Solbes, tras insistir en que el Gobierno no tiene ningún inconveniente en aprobar nuevas rebajas, siempre y cuando se garanticen recursos suficientes para las políticas económicas y se favorezca de forma "equitativa y equilibrada" a todos los contribuyentes.

El ministro ha indicado que los objetivos de estas reformas son, además de reforzar la equidad y el crecimiento económico, simplificar los impuestos, mantener la presión fiscal a lo largo de la legislatura, garantizar la suficiencia financiera mediante los recursos necesarios, mejorar el tratamiento del ahorro y favorecer la actividad empresarial.

En cuanto a la reforma del IRPF, ha destacado que el 99,5% de los contribuyentes verán rebajada su tributación y que el 0,5% restante se quedarán como están, aunque "en algún caso muy excepcional" y, en función de sus características personales y familiares, podrán ver incrementada su fiscalidad.

Solbes ha destacado que esta rebaja será especialmente intensa para las rentas más bajas, que disfrutarán de un ahorro de hasta el 17%, y ha destacado el "importante" incremento de las reducciones por rentas del trabajo, entre el 8% y el 14%, de las que, por primera vez, se podrán aplicar también aquellos autónomos que tienen una vinculación laboral similar al de un asalariado.