Intentan devolver al mar a una ballena que aparece en medio del Támesis

La ballena llegó a estar a unos pocos metros de la orilla y colisionó contra una embarcación vacía, lo que le causó una leve hemorragia

EFE | LONDRES
Intentan devolver al mar a una ballena que aparece en medio del Támesis

Bajo la mirada atónita de navegantes y turistas, un equipo de rescate trata hoy de devolver al mar a la ballena que ha llegado hasta el río Támesis y ha estado nadando por él hasta el centro de Londres, ante el temor de que el cetáceo pueda morir. Cientos de personas siguieron las movimientos del cetáceo, que llegó a quedar varado cerca del puente de Chelsea y sólo retornó al caudal del río con la ayuda de tres hombres que agitaron el agua.

El animal, que pertenece a la especie conocida como "cuello de botella" o "calderón" y puede llegar a medir hasta seis metros de largo, sorprendió esta mañana a los peatones que paseaban por los márgenes del Támesis, que no daban crédito al insólito espectáculo. El cetáceo, de unas siete toneladas de peso, fue avistado en varios puntos a lo largo del río.

Así, el animal fue visto desde la Noria del Milenio, la London Eye, cuyo director de comunicación, Tom Howard-Vyne, indicó atónito cómo el animal lanzó un gran chorro de agua que se esparció por todas partes. Un poco más arriba, los viandantes que cruzaban el Puente de Londres para entrar en la Torre, o en la zona aún más céntrica del Parlamento y su conocida torre, el Big Ben, también vieron la silueta del mamífero.

Cientos de personas siguieron las movimientos del cetáceo, que llegó a quedar varado cerca del puente de Chelsea (oeste de Londres) y sólo retornó al caudal del río con la ayuda de tres hombres que agitaron el agua. "Estoy muy preocupada por el bienestar del animal en estos momentos, especialmente si aumenta el tráfico en el río. Claramente está desorientada", dijo la científica Laila Sadler, de la Sociedad Protectora de Animales del Reino Unido (RSPCA, siglas en inglés).

La Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, siglas en inglés) advirtió de que el equipo de rescate se enfrenta a "una carrera contra reloj para salvar al animal". Pese a que el cetáceo no parece enfermo, según los expertos, un contingente de veterinarios se encuentra en alerta por si fuera necesaria su intervención, preocupados por el progresivo debilitamiento del animal y el riesgo de que quede varado de nuevo. La ballena llegó a estar a unos pocos metros de la orilla del Támesis y colisionó contra una embarcación vacía, impacto que le causó una leve hemorragia.

La Institución Nacional de Salvavidas del Reino Unido (RNLI, en sus siglas en inglés) informó de que es el primer rescate de una ballena acaecido en el río Támesis, y precisó que otros tres cetáceos fueron vistos el jueves, pero no nadaron contracorriente.

Alison Shaw, del Programa de Conservación en el mar y Agua Dulce del Zoo de Londres, señaló que las ballenas "cuello de botella" suelen hallarse normalmente en grupos de entre tres y diez ejemplares. "Esto es muy raro en aguas británicas, ya que (esos cetáceos) se encuentran habitualmente en aguas profundas en el Atlántico Norte", explicó Shaw, quien puntualizó que el animal es "relativamente maduro" dadas sus medidas.