Las armas del alcalde

J. M. F.

El secretario regional del PSOE, Ángel Villalba, acusó al alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, de provocar «una tensión institucional y ciudadana insoportable para la convivencia democrática». Además, Villalba consideró que el político popular, al estar utilizando medios públicos en sus actuaciones, «incurre en lo que más se parece al desacato y la prevaricación».

La vicepresidenta de la junta, María Jesús Ruiz, afirmó que es «consciente del sentimiento de frustración» de los ciudadanos y, por tanto, estimó que se pueden producir manifestaciones y actos de protesta ante la sede del archivo.

Añadió, sin embargo, que a pesar de los sentimientos de frustración y crispación que pueden tener los salmantinos espera que «el derecho a la manifestación se desarrolle dentro de la normalidad», pues «la sensatez de los ciudadanos no la pone en duda el gobierno regional».

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, garantizó el dispositivo de seguridad. También declaró que confía en que todos cumplan la Ley aprobada por el Parlamento nacional: «Nunca he dudado de que el alcalde de Salamanca, el consejero de Presidencia de la Junta y todos cumplan la Ley emanada de la soberanía nacional».