El Defensor del Pueblo admite la queja de Santa Catalina sobre los solares sin limpiar

REDACCIÓNMÉRIDA

La oficina del Defensor del Pueblo ha admitido la queja enviada por la asociación de vecinos de Santa Catalina en la que daba cuenta del mal estado de varios solares aledaños a la barriada.

Según indica en la carta emitida a la agrupación vecinal, «se inician las actuaciones oportunas con los organismos administrativos competentes», y una vez que se reciban sus informes se darán a conocer las medidas a tomar.

Tras varias quejas de la asociación por lo que estima un problema «higiénico-sanitario», el Consistorio anunció en agosto la decisión de limpiar estos solares. Sin embargo, la agrupación indica que, excepto una pequeña zona, no se ha cumplido con este compromiso.

Por esa razón, en los últimos meses ha vuelto ha remitir su petición al Ayuntamiento y ha enviado una queja al Defensor del Pueblo «para saber cuáles son los motivos que llevan a este equipo de Gobierno a no poder, no saber o no querer solucionar este grave problema y además a no contestar oficialmente al colectivo que representa legalmente a la mayoría de los vecinos de esta barriada».