La fiesta de los Santos Mártires se celebrará el domingo en el Paseo Alto

Se han preparado 4.00o roscas de anís para la venta, así como las tapas con vino y otros productos de la tierra para pasar una mañana de romería

REDACCIÓNCÁCERES

De nuevo los cacereños tienen una cita en el Paseo Alto con el inicio del año y la festividad de los Santos Mártires, San Fabián y San Sebastián. Es una de las romerías más tradicionales y concurridas. No en vano el pasado año se calcula que pudieron asistir entre 3.000 y 5.000 personas, según los organizadores: el Ayuntamiento y la cofradía de los Mártires. La fiesta será este domingo, 22 de enero.

Como todos los años, el Ayuntamiento ha preparado un sencillo programa de actividades para animar una congregación multitudinaria en torno a la ermita del Paseo Alto, que ayer era blanqueada, limpiada y remozada por los operarios municipales para que luzca buen aspecto el domingo. Las paredes de la ermita suelen ser objetivo de grafiteros durante el resto del año.

Comienzo

La fiesta comenzará temprano, aunque en el programa municipal se fijan las 11 horas como inicio de la ambientación musical de la romería.

A las 12.15 horas se celebrará la misa en este pequeño templo que depende de la parroquia de San Blas. En la eucaristía cantará el grupo Alborada y después, en la explanada, para todos los asistentes, el grupo El Maizal.

Durante toda la mañana y hasta la hora de comer, se venderán la típicas roscas de anís (se han preparado alrededor de 4.000) así como las tapas con vino y otros productos de la tierra (al precio de un euro).

Asimismo no faltará la tradicional Mesa de Ofrende de los Santos Mártires, con puja para llevarse diversos productos. La cofradía admite platos para la Mesa, que serán recogidos a domicilio.

El concejal de Festejos, Lázaro García, presentó ayer el programa de actividades, en compañía de Juanita Franco, mayordoma de la cofradía, y del párroco de San Blas, Antonio Pariente. La mayordoma explicó que este año, como novedad, ha preparado un sorteo de juguetes entre los niños y niñas que vayan ataviados con el traje regional ya que es uno de las estampas tradicionales de esta fiesta.