Konica abandona el sector de la fotografía y acomete una profunda reestructuración

La compañía fabricará a partir de ahora otros componentes ópticos y electrónicos y aparatos como fotocopiadoras

EFE | TOKIO
Konica abandona el sector de la fotografía y acomete una profunda reestructuración

La empresa Konica Minolta, pionera en la fabricación de cámaras y óptica de fotografía, ha anunciado hoy su retirada del sector ante su incapacidad para competir con la paulatina digitalización. Como consecuencia, despedirá a 3.700 empleados.

La firma indicó en un comunicado que se retirara del negocio de los aparatos de fotografía desde finales de marzo próximo y para ello venderá su división de cámaras con lentes digitales réflex al gigante del sector Sony.

Según Konica Minolta, este paso obligará a la empresa a reducir el número de sus empleados en 3.700 personas para septiembre de 2007, es decir, más de un 10% de su fuerza laboral, actualmente calculada en 33.000 trabajadores.

A partir del 1 de abril, el actual presidente de Konica Minolta, Fumio Owai, será sustituido por Yoshikatsu Ota, quien en estos momentos ocupa la Vicepresidencia de la compañía. Esta empresa es el producto de la fusión en 2003 de dos de las pioneras de la fabricación de material fotográfico de Japón, Konica y Minolta.

Fuentes de la industria fotográfica indicaron hoy que Konica Minolta no ha podido afrontar con éxito la acelerada transición de las cámaras analógicas a las digitales, ni la competencia de los fabricantes de este nuevo tipo de aparatos.

Pérdidas millonarias

En el año fiscal que terminó el 31 de marzo de 2005, las pérdidas por operaciones de Konica Minolta en el apartado de cámaras ascendieron a 7.300 millones de yenes, unos 63,4 millones de dólares.

Sólo en el negocio de fotografía, que incluye los servicios a los clientes, materiales fotográficos como películas, servicios de ventas y apartados similares, se perdieron 1.400 millones de yenes, es decir, cerca de 21 millones de dólares.

Sony, que hasta ahora había cooperado con Konica Minolta en el desarrollo de las cámaras réflex digitales, se hará cargo de los servicios existentes para el material de esta empresa que está ya en manos de consumidores y de las partidas ya fabricadas.

La salida del importante sector de la fotografía no significará la desaparición de Konica Minolta. A partir de ahora, según sus directivos, la firma se centrará en la fabricación de otros componentes ópticos y electrónicos, y de aparatos como las fotocopiadoras.