Detenidos en Madrid dos empresarios por instalar programas piratas de Microsoft

Los arrestados son directivos de una empresa de Madrid, franquicia de una marca importante en el sector de la informática

EUROPA PRESS | MADRID
Detenidos en Madrid dos empresarios por instalar programas piratas de Microsoft

La Policía ha detenido a dos directivos de una empresa informática madrileña por presuntamente distribuir e instalar a sus clientes programas 'pirateados' de la compañía Microsoft previo pago de 50 euros, informó hoy la Dirección General de la Policía.

La investigación se inició en julio pasado, cuando un representante de Microsoft presentó en la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía una denuncia contra una empresa de Madrid, franquicia de una marca importante en el sector de la informática, tras detectar la distribución e instalación ilegal de determinados programas informáticos cuya titularidad y derechos de explotación pertenecen al gigante de la informática Microsoft.

Por la instalación del software ilegal, la empresa cobraba a sus clientes 50 euros en concepto de "instalación" y obviaba otros detalles en las facturas emitidas para evitar levantar sospechas.

La instalación de programas no originales es, según afirma la Policía, una "práctica habitual" en el sector "con el fin de abaratar precios en la venta de equipos informáticos a clientes con conocimientos informáticos medios o bajos". El software no original impide al cliente acceder a las actualizaciones de forma gratuita y posteriores reinstalaciones dado que se requiere la clave del producto para su activación. Además, tampoco cumplen las garantías legales y técnicas necesarias.

Más de 30.000 euros de pérdidas

Aquellas empresas que venden equipos informáticos con sus respectivas licencias legales se encuentran en clara desventaja competitiva dado que juegan con un margen económico mínimo de 500 euros en la instalación de los programas básicos. Según informó la Policía, Microsoft valora el perjuicio económico de la distribución de sus programas pirateados en este caso concreto en una cantidad superior a 30.000 euros.

Esta operación fue llevada a cabo por agentes de la Dirección General de la Policía adscritos a la BIT de la Comisaría General de Policía Judicial y se saldó con la detención del director comercial de la empresa y el director técnico.