El atentado de Tel Aviv causa la muerte del suicida de la Yihad islámica y 26 heridos

La explosión ha tenido lugar entre las calles Salame y Nevé Shanán de la ciudad israelí, cerca de la estación central

AGENCIAS | TEL AVIV

El suicida palestino que ha herido esta tarde a 26 personas en un restaurante popular en Tel Aviv, era procedente de la ciudad cisjordana de Naplusa, se llamaba Sami al Jatib Antar y era un activista de Yihad Islámica de 22 años informaron fuentes palestinas. El único que ha muerto en el atentado ha sido el propio kamikaze aunque entre los heridos se encuentra en estado grave y dos en estado de mediana gravedad.

Según fuentes palestinas en Naplusa, el atentado fue perpetrado por Sami al Jatib Antar, un activista de Yihad Islámica de 22 años y habitante de la ciudad de Naplusa, en el centro de Cisjordania. Antar murió en el ataque al detonar los explosivos que cargaba.

Yihad Islámica es el único de los principales movimientos palestinos que no participa en las elecciones del próximo 25 de enero y la organización que se ha adjudicado la autoría de los seis atentados suicidas registrados en Israel desde el alto el fuego palestino que comenzó el pasado mes de marzo.

La agresión tuvo lugar a las 15.45 horas locales (13.45 GMT) cerca de la estación central de autobuses de Tel Aviv, en un barrio en el que se concentran trabajadores extranjeros. Según las autoridades israelíes, se trata de, al menos, el tercer atentado que tiene lugar en esa zona. Entre los heridos uno se encuentra en estado grave y dos en estado de mediana gravedad.

EEUU condena el atentado

La Casa Blanca ha condenado el atentado y ha exigido a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que tome medidas para impedir esos ataques. "Condenamos este atroz ataque en los términos más duros posibles", aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.

Abás lo califica de sabotaje a las elecciones

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha declarado que: "Esto es un sabotaje y tiene como objetivo sabotear las elecciones, no solo las elecciones sino también la seguridad de los palestinos". Abás se comprometió a perseguir y castigar a los responsables del ataque. "Los culpables deben ser castigados", dijo.