La nieve mantiene cerrados los puertos de Honduras y Piornal

Por tercer día consecutivo no se permite circular por estas carreteras El acceso está garantizado a todos los municipios del Valle del Jerte

ANA B. HERNÁNDEZPLASENCIA

El temporal de nieve que protagoniza el día a día en la mitad norte del país también es el responsable de que ayer, por tercer día consecutivo, permanecieran cerrados al tráfico los puertos de Honduras y Piornal.

El primero de ellos comunica Hervás con Cabezuela del Valle y el segundo, la localidad de Piornal con Garganta la Olla, en la comarca de la Vera.

La Dirección General de Tráfico mantenía a última hora de la tarde de ayer en su web informativa que ambos puertos permanecían cerrados a la circulación, como las dos únicas incidencias generadas por la nieve en la provincia de Cáceres. No obstante, el acceso a cualquiera de las localidades afectadas estaba y está garantizado a través de otras carreteras.

En este sentido, el alcalde de Piornal y presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte, Ángel Rama, aseguró ayer que «todos los pueblos de esta comarca tienen acceso rodado, porque nos hemos ocupado de limpiar las carreteras y, por tanto, se puede circular sin ningún problema».

A este respecto, el presidente del Valle del Jerte reconocía el impedimento para acceder desde esta comarca hasta la localidad de Hervás, en el Valle del Ambroz, a través del puerto de Honduras, así como pasar desde el Jerte a La Vera a través del puerto que une Piornal con Garganta la Olla. «Sólo se puede acceder en vehículo hasta la Hospedería de Piornal; a partir de aquí la carretera hasta Garganta permanece cortada». Un extremo éste que fue ratificado por responsables de la citada hospedería.

Juegos y diversión

En cualquier caso, la localidad de Piornal, la más afectada por la nieve de la zona norte cacereña, está viviendo unas invernales jornadas a las que sus habitantes están más que acostumbrados. No en vano, tanto el puerto de Honduras como el que se inicia en este pueblo del Jerte son cada invierno los más afectados por los temporales.

Los mayores contribuyeron a mantener los accesos a sus viviendas libres de nieve y los más pequeños está aprovechando estos días para divertirse de una forma diferente, sobre todo porque, en esta ocasión, la nieve no ha impedido que el día a día transcurra con absoluta normalidad en este municipio del Valle.

El temporal, eso sí, es protagonista en la inmensa mayoría de la zona norte por la belleza de la que ha impregnado a sus sierras, muy visible en el Jerte, pero también en el Valle del Ambroz, cuyos habitantes, los de uno y otro lado, están soportando estos días unas bajas temperaturas.