Los Mecenas del Consorcio financiarán la adecuación de las termas de San Lázaro

Los restos pertenecen al siglo I y su descubrimiento fue toda una sorpresa El yacimiento será excavado en su totalidad antes de adecuarlo a las visitas

CELIA HERRERAMÉRIDA

Los socios de la Tarjeta Mecenas del Consorcio de la Ciudad Monumental eligieron ayer por mayoría financiar la adecuación y musealización de los restos de las termas romanas aparecidas el año pasado junto al Acueducto de San Lázaro.

El Consorcio dio a elegir entre este proyecto y la adecuación de los restos de otras dos termas: las de la calle Reyes Huertas y las que se encuentran en el interior del Centro Cultural Alcazaba.

La elección estuvo bastante disputada entre las termas de San Lázaro y las de Reyes Huertas, ya que el primer yacimiento recibió 140 votos, mientras que la segunda opción obtuvo el apoyo de 123 socios. Los restos de las termas del Centro Cultural Alcazaba solo recibieron 30 votos.

El director científico del Consorcio, Pedro Mateos, se muestra satisfecho por la elección, ya que el descubrimiento de las termas de San Lázaro fue una de las sorpresas arqueológicas más importantes del año pasado.

Los restos, muy bien conservados, aparecieron durante el seguimiento habitual de la obra del colector II, a la altura del parque que rodea el Acueducto de San Lázaro.

Vinculadas al Circo

Su descubrimiento obligó a cambiar el trazado del colector y también ha supuesto un paso importante en el conocimiento de la ciudad romana, ya que hasta el momento solo se sabía la ubicación de unas termas de carácter público en el solar de Resti.

Las termas recién descubiertas son dos siglos más antiguas que las de Resti, datan del siglo I y seguramente están vinculadas al uso del Circo Romano, situado en sus cercanías.

El proyecto de adecuación a la visita de este yacimiento se realizará después de que se termine la excavación. Aunque en principio los trabajos se desarrollarán en los ocho metros de anchura que tienen las zanjas abiertas, posiblemente se ampliará algo más el perímetro hasta definir la estructura de los restos, explicó Mateos.

Los trabajos comenzarán en marzo y el resultado se presentará posiblemente a finales de año, coincidiendo con las próximas Jornadas de Difusión del Consorcio de la Ciudad Monumental.