Los 12 nuevos agentes finalizan su formación la próxima semana

A. M. R.MÉRIDA

Los doce profesionales que se preparan para ingresar en la Policía Local de Mérida terminarán su periodo de formación a finales de este mes.

Tras cuatro meses de preparación en la Academia de Seguridad Pública de Extremadura, estarán durante todo el mes de enero realizando prácticas con los agentes de la plantilla emeritense. De esta forma, se les puede ver en las calles emeritenses llevando a cabo las labores propias de su oficio, pero siempre bajo la supervisión de alguno de sus compañeros.

Una vez que termine este periodo, deberán presentar un estudio sobre seguridad a los profesores de la escuela regional, quienes lo evaluarán junto a su formación práctica. Serán calificados entonces como aptos o no aptos para ingresar en el cuerpo municipal de seguridad.

En el caso de que no superen los niveles exigidos, deberán formarse nuevamente en la academia de la administración autonómica. «No obstante, hasta el momento hemos tenido mucha suerte y todos han aprobado, normalmente con notas muy altas», apunta Francisco Miguel Sánchez, director general de Protección Civil, Interior y Espectáculos Públicos, quien insiste en el alto nivel académico que suelen presentar todos los aspirantes a policía municipal.

Recuerda que los agentes, antes de ingresar en el centro, han superado un concurso-oposición convocado por los ayuntamientos. Además, han de contar, al menos, con el título de Bachillerato.

Durante estos meses, los futuros agentes han recibido 500 horas lectivas de formación teórica y 100 de práctica, orientadas a cinco áreas de conocimiento: jurídica, humanística (que engloba asignaturas como sociología, psicología, inglés o informática), física y médica, técnica policial (en la que se incluye el manejo de los medios y prácticas de tiro) y tráfico y seguridad vial.

«Queremos dotarles de un acervo teórico y de unas pautas de conducta, para que sean referente en valores. También es importante dotarles de capacidad de decisión», explica.

Cercanía al ciudadano

Sánchez destaca especialmente el interés de la administración regional por que el agente local se convierta en un referente para la ciudadanía. «Hoy en día no tiene sentido el 'madero' que se dedica exclusivamente a perseguir el crimen. No hay mejor prevención de la delincuencia que el hecho de mantener en buen estado los servicios públicos. En ese sentido, el policía local tiene información privilegiada, que es importantísima para el funcionamiento de la sociedad en general y para paliar muchos problemas sociales».

Éste es el compromiso, asegura, que la dirección de la academia ha intentado transmitir a los policías emeritenses, que se han formado junto a otra treintena de agentes de toda la comunidad autónoma.

Conflicto laboral

En otro orden de cosas, Sánchez también se pronuncia sobre el conflicto entre Policía Local y Ayuntamiento.

A su juicio, la adaptación a las Normas Marco será un logro «importantísimo» para la gestión, «ya que supone un incremento en las exigencias a la Policía Local, es una apuesta por su profesionalización».

Según reconoce, la normativa recoge que se procurará que la adaptación no tenga efecto retributivo; «no obstante, no ganan tanto, lo que hay que hacer es sacar su potencialidad», por lo que instó a ambas partes a llegar a un acuerdo.