A la espera de que el juez decida sobre la resolución de los contratos

En estos momentos, Waechtersbach está a la espera de que el juez Federico Alba, que asume en Cáceres las competencias del inexistente Juzgado de lo Mercantil, decida sobre la extinción de los contratos de los trabajadores. Para adoptar su decisión, esperará a la remisión de un informe por parte de la Dirección General de Trabajo, que podría llegar esta misma semana. El informe, en cualquier caso, no es vinculante.

El juez, por tanto, se pronunciará sobre si se extinguen o no los contratos. En el caso de que sea que sí, que es lo más probable, los trabajadores tendrán derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado. Con esa decisión, el reflotamiento de Waechtersbach sólo podría pasar por la adquisición de sus activos en la subasta pública que se convocará, si todo se resuelve en unos plazos normales, en torno al verano.

El juez también cuenta con el informe elaborado por los administradores concursales, que han determinado la deuda exacta de la sociedad y la lista de acreedores. Hay que abrir, no obstante, un plazo de alegaciones por si hay acreedores que no están satisfechos con la deuda reconocida, y posteriormente, abrir el periodo de liquidación propiamente dicho.

Los trabajadores también pueden asumir y negociar la deuda y continuar con la actividad, pero necesitan dinero.