El Plan Concilia afecta a 3.756 trabajadores en Cáceres

M. J. T.CÁCERES

La subsecretaria de Administraciones Públicas, Dolores Carrión, aprovechó ayer su visita a Cáceres para hablar del plan diseñado por el Gobierno de Zapatero para conciliar la vida personal y la laboral en la administración.

En Cáceres son 3.756 los trabajadores que se pueden beneficiar de las ventajas del Plan Concilia. De ellos, 1.556 pertenecen a la Administración General del Estado; 1.255 trabajan para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; 314 están adscritos a las Fuerzas Armadas; 488 pertenecen al ámbito de la justicia y los 143 restantes, a diferentes entes públicos. En la región, la cifra total de beneficiarios asciende a 12.735 funcionarios. El dato de la provincia de Badajoz -8.979- es muy superior al de la provincia cacereña.

Carrión subrayó que el Plan Concilia no se traduce en trabajar menos horas, sino en flexibilizar el horario para adaptarlo a las necesidades personales de cada uno. Las 32 horas fijas semanales pasan a ser 27,5. Y las horas flexibles pasan a constituir un tercio del total de la jornada.

Las medidas

Entre las medidas contempladas por el Plan Concilia, se encuentra el permiso de paternidad de diez días; la opción de sustituir el permiso de lactancia por la ampliación de la baja por maternidad o la reducción de la jornada para las madres con hijos menores de doce años -hasta ahora se aplicaba a las que tenían niños menores de seis-.

«El impacto que ha tenido el plan en la opinión pública tanto nacional como internacional ha sido extraordinario», apuntó Carrión. La subsecretaria de Administraciones Públicas señaló que el reto actual consiste en hacer extensivo el Plan a la empresa privada para que todos los trabajadores gocen de los mismos derechos a la hora de conciliar trabajo y vida privada.