Un coche circuló en sentido contrario por la Ronda Norte debido a un trompo

REDACCIÓNCÁCERES

Un vehículo circuló la tarde del domingo, pasada las ocho y media, en dirección contraria por la Ronda Norte como consecuencia de haber sufrido un trompo, probablemente debido al agua depositada en la calzada.

Su conductora se vio obligada a avanzar unos metros en sentido contrario hasta poder situar el coche en lugar seguro y esperar la llegada de la asistencia técnica de su seguro.

El accidente, sin embargo, ocasionó cierta alarma ya que por unos instantes se pensó que podría tratarse de un conductor suicida o de un ciudadano que había confundido la dirección pero que podría provocar alguna colisión. La Policía Local, que fue alertada, logró ordenar la situación circulatoria sin mayores problemas.

El suceso ocurrió cerca la rotonda del R-66.