Una pausa de 20 minutos

Los empresarios han alertado sobre las consecuencias que la 'ley antitabaco' traerá a las relaciones laborales, debido al tiempo que perderán los fumadores en sus pausas para echar un cigarrillo. La Consejería de Educación ha tratado de adelantarse a estos efectos con una orden en la que recuerda que «se prohíbe totalmente fumar» en todos sus centros y dependencias. También indica que «no se podrán efectuar más pausas durante la jornada de trabajo que las previstas en el artículo 7 del Decreto 94/1993, de 20 de julio, sobre regulación de la jornada y horario de trabajo, y en el artículo 19 del V Convenio Colectivo para el personal laboral al Servicio de la Junta de Extremadura». Esta parada será como máximo de 20 minutos, a disfrutar entre las 10.00 y 11.30 horas. En caso de infracción, Educación señala que se puede imponer una sanción.