El PSOE entiende que la red de saneamiento y la limpieza son prioritarias en Proserpina

A. M. R.MÉRIDA

El Centro de Interpretación de Proserpina no es la mayor prioridad de esta zona, sino la limpieza de las escombreras o la adecuación de una red de saneamiento, según aseveró ayer la edil socialista Estrella Gordillo.

A su juicio, una mejora de las infraestructuras es fundamental en un área que ya no está dedicada únicamente al ocio de los emeritenses y al turismo, sino que es residencia habitual de muchos ciudadanos «que pagan sus impuestos y que carecen de servicios básicos».

Recordó que en muchas viviendas se están produciendo filtraciones de los pozos ciegos creados en el lugar y que junto al futuro museo existe una acumulación de ripios y basuras. «Esto es lo que el alcalde quiere que vean los turistas, junto a plataformas interpretativas e interactivas, suciedad y una escombreras», afirmó, insistiendo en la singularidad de un espacio natural, «que debe ser potenciado, teniendo en cuenta además su importancia arqueológica y patrimonial, pero con prioridades».

Chiringuitos y calas

El presupuesto global del proyecto que en su día el Ayuntamiento presentó a la iniciativa europea Interreg III para adecuar el área de Proserpina se elevaba a 1,9 millones de euros, apuntó.

«1,458 millones eran para el Centro de Interpretación y el resto estaba destinado a arreglar los merenderos, chiringuitos y calas. ¿Dónde está ese dinero, si no se ha hecho nada de eso?».

Asimismo, Gordillo se preguntó por qué el centro no se inaugura, cuando la concejal de Turismo, Gloria Constantino, anunció que se recepcionaría en diciembre. «El alcalde dijo que se inauguraría en el verano del año pasado, pendiente de que se adjudicara la explotación de la cafetería. El mismo argumento que dio la concejala Constantino el mes pasado», reseñó.

En su opinión, el equipo de gobierno está esperando para inaugurarlo «a esa campaña de inauguraciones con la que nos van a obsequiar a todos y que estará próxima a otras elecciones. Esto es un insulto más a la inteligencia de los ciudadanos».

Gordillo concluyó afirmando que Proserpina es un ejemplo de la falta de aprovechamiento de las potencialidades de Mérida y de la ausencia de proyecto de ciudad por parte del Consistorio.

Respuesta municipal

La delegada de Turismo, Gloria Constantino, respondió a las críticas realizadas señalando que el presupuesto total es de 2,2 millones, y no de 1,9. «Los socialistas deberían informarse antes de criticar, algo que no hacen ya que su único fin es el de aparecer en los medios de comunicación».

Actualmente, apostilla, los fondos destinados al proyecto están gastados casi en su totalidad y el Ayuntamiento sólo espera a la terminación de algunos aspectos y a la recepción del proyecto global para su inauguración.