El 31% de los hogares prevén aumentar su ahorro, frente al 43% que piensan gastar más

Vascos, castellano-leoneses y manchegos son los más satisfechos con el actual nivel de vida, y los andaluces los más optimistas ante el futuro Los españoles serán los europeos que menos recorten sus compras este año pese a ser de los más endeudados

ELISA GARCÍAMADRID

Solo el 31% de los españoles aumentará sus ahorros en el 2006, frente al 43% que piensa gastar más. Así, se convertirán en los europeos que menos restringirán sus compras pese a figurar entre los más endeudados. En término medio, sobre cada hogar pende un crédito de 5.590 euros para afrontar los gastos familiares (excluidas las hipotecas). Además, los españoles, junto con los belgas, son los consumidores europeos más optimistas sobre la situación de su país y, aunque el retraso en la utilización de las nuevas tecnologías está constado, son los cuartos a la hora de comprar viajes por internet detrás de británicos, belgas, y alemanes.

El comportamiento de los ciudadanos y de las familias y sus opiniones figuran en el informe anual del Banco Cetelem, entidad líder en el mercado de crédito al consumo de Europa. El estudio ha sido realizado simultáneamente en 12 países europeos (Alemania, Bélgica, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Rusia), bajo el título de 'El Observador Cetelem 2006' y su objetivo es determinar el ánimo de los consumidores y la evolución de sus compras en relación con el año pasado y ante el panorama que ofrece el 2006.

La cultura de la «vivienda en propiedad» continuará presente en la sociedad española. Es más se amplía, puesto que los inmigrantes «están contagiados» de este fenómeno y prefieren la compra al alquiler, según explicó Salvador Maldonado, autor del informe. Mientras que en el 2005, el 9% de los consumidores estaba dispuesto a adquirir una casa, para este año se espera que el porcentaje suba al 13%.

Prudencia e inquietud

España también destaca por la inversión en viajes y ocio. El 48% de los ciudadanos invertirá parte de su presupuesto familiar en este sector, lo que confirma la importancia que cada vez más «los españoles conceden a su tiempo libre y a su calidad de vida». Precisamente, en el análisis por comunidades, vascos, castellano-leoneses y manchegos son los más satisfechos con el nivel alcanzado, al conceder un 6 sobre 10. Los levantinos y gallegos, a pesar de valorar la situación política, económica y social del país resultan los más prudentes con un 5,43 y un 5,44.

A pesar de la caída en el ánimo global de los españoles respecto al 2005, éstos forman parte del grupo de europeos más optimistas. Las perspectivas de futuro son positivas para el 38%, lo que no impide que también el 38% exprese un sentimiento de inquietud.

El 15% de los españoles cree que el 2006 mejorará su capacidad para realizar inversiones importantes, frente al 14% que afirma que sus posibilidades empeorarán. Por regiones, los más optimistas son los andaluces al considerar el 22% que mejorará su poder de compra en vivienda, automóvil, etc.

Como novedad en el informe de este año, los consumidores españoles entran en la media europea en el uso de Internet. El avance en la estadística obedece a la incorporación de los países del Este. El 39% de los españoles (cuatro puntos por debajo de la media europea) utiliza las nuevas tecnologías para informarse sobre productos culturales; y el 51% (54% media europea) para viajar. En resumen, los datos reflejan que el español es todavía «tímido» para adquisiciones 'online', aunque supera la media europea en cinco puntos a la hora de encargar sus viajes.

Por comunidades, son de nuevo los vascos los que más recurren a la red. También destacan en las consultas sobre cultura. El 52% de estos ciudadanos afirma usar Internet antes de adquirir un cedé, videojuego, libro, etc. En el capítulo de compras, el 22% de los levantinos asevera haber adquirido algún producto cultural; mientras que los madrileños son los más reticentes. Únicamente un 11% asegura haberlo hecho en alguna ocasión. Y, de cara al futuro, otra vez aparecen los andaluces como la comunidad más optimista y dispuesta a realizar compras a través del ordenador.