Los precios subieron un 3,7% en 2005, el nivel más alto en tres años

El precio de los carburantes y combustibles, que se incrementó un 13%, empuja la inflación al alza

AGENCIAS | MADRID

La evolución del precio de los carburantes y combustibles colocaron el IPC en 2005 en el 3,7%, la tasa más alta de los últimos tres años, cinco décimas más que en 2004 y 1,7 puntos superior a la previsión oficial para todo el año, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En los últimos doce meses el precio de los carburantes y combustibles subió el 13%, el de los productos energéticos el 9,9%, y el de los alimentos frescos aumentó el 5,2%. La tasa de inflación subyacente -que excluye del índice general precisamente los precios de los alimentos frescos y de los productos energéticos- aumentó el 2,9% en 2005 tras crecer el 0,3% en diciembre.

El diferencial de inflación con la zona euro se situó en 1,5 puntos, en comparación con el indicador adelantado de los precios de la UEM difundido por Eurostat el pasado 4 de enero.

En 2005 los grupos más inflacionistas fueron el transporte, cuyos precios subieron el 6,2% debido al alza de carburantes y lubricantes; la vivienda, con un alza del 6%; bebidas alcohólicas y tabaco (5,1%); hoteles, cafés y restaurantes (4,3%); y alimentos y bebidas no alcohólicas, con una subida del 4,2%.

También se encarecieron la enseñanza (4,1%), otros bienes y servicios (3,4%), menaje (2,2%), vestido y calzado (1,4%), medicina (0,7%) y ocio y cultura (0,6%). Sólo se redujo el precio de las comunicaciones, que bajó el 1,7%.

La subida de los precios de los alimentos, la encabeza el aceite, que fue subió un 24,5%; la carne de ovino, que repuntó un 18,3% y las legumbres y hortalizas frescas, que subieron un 11,4%.

Por su parte, el IPC Armonizado se incrementó dos décimas en diciembre y situó su tasa interanual en el 3,7%, tres décimas más que un mes antes.

La Rioja, donde más subieron los precios

Por comunidades autónomas, en 2005 los precios crecieron por encima de la media estatal en La Rioja (4,4%); Cataluña (4,3%); Murcia (4,1%) y Aragón y Castilla-La Mancha (3,8%), mientras que en Castilla y León, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco lo hicieron en el mismo porcentaje (3,7%).

Por debajo de la media se situaron Andalucía y Cantabria, con un alza del 3,6%; Asturias, Islas Baleares y Comunidad Valenciana (3,5%), Extremadura (3,1%) y Canarias (2,8%), mientras que en las ciudades de Ceuta y Melilla los precios también subieron el 3,7%.

La subida de dos décimas registrada por el IPC en diciembre es resultado del alza del 1,4% registrada por el grupo de ocio y cultura; 1,3% en alimentos y bebidas no alcohólicas; 0,3% en hoteles, cafés y restaurantes; 0,2% en menaje y otros bienes y servicios y 0,1% en bebidas alcohólicas y tabaco y enseñanza.

Por el contrario, bajaron en el último mes los precios de vestido y calzado y transporte (0,9%), comunicaciones (0,2%) y vivienda (0,1%), mientras que los de la medicina se mantuvieron estables.

Estos datos reflejan principalmente el descenso de los precios de los carburantes y lubricantes, que bajaron el 2,9%; así como los de otros combustibles (4,4%).

Por comunidades, en diciembre el IPC sólo se mantuvo estable en Murcia, mientras que subió el 0,3% en Asturias, Cataluña, Madrid y La Rioja; el 0,2% en Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana y el 0,1% en Aragón, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco.