La OMS pide nuevos esfuerzos a Turquía para contener la gripe aviar

El Ejecutivo español considera adecuados, «de momento», los sistemas de prevención y vigilancia vigentes en España

AGENCIASANKARA

Las autoridades turcas insistieron ayer en que la propagación de la gripe aviar en el país está bajo control, después de haber detectado 15 casos de contagio en humanos, dos de ellos mortales, mientras que China confirmaba otros dos nuevos fallecimientos por el virus H5N1. Con estos dos nuevos infectados, la cifra total de decesos ocasionados por la enfermedad se eleva a 78, todos ellos en cinco países del sudeste asiático (Camboya, China, Indonesia, Vietnam, Tailandia) y Turquía. Este último país vio ayer respaldada su actuación por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que le pidió esfuerzos adicionales para contener la epidemia.

En rueda de prensa, el ministro turco de Salud, Recep Akdag, recalcó que «la situación estaba bajo control». Salía así al paso de las críticas emitidas por la prensa nacional, que acusó al ejecutivo de Ankara de haber respondido de manera tardía a la crisis. «Hemos evaluado y seguido los casos sospechosos y los hemos sometido rápidamente a las pruebas» pertinentes, argumentó ante la prensa Akdag.

Por su parte, el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mark Danzon, respaldaba en Ankara la tesis del gobierno turco. Su respuesta a la crisis «había sido apropiada», afirmó. «Estamos satisfechos con el tipo de acciones tomadas por el Ministerio de Sanidad», recalcó Danzon, que no ve razones para que cunda el pánico internacional. «No hay motivos» ni es conveniente para afrontar con garantías la crisis internacional que generaría una pandemia humana de gripe aviaria, si el H5N1 muta en un virus humano, transmisible de persona a persona.

El martes el Ministerio de Salud de Ankara confirmó el caso número 15 de contaminación humana en Turquía, el primer país afectado por la forma humana de la enfermedad fuera del sudeste asiático y a las puertas de Europa. Hasta ahora, en todos los supuestos el contagio se ha debido a la proximidad y contacto directo con aves de corral infectadas.

Pese a los mensajes tranquilizadores enviados a la población por parte del gobierno turco, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advirtió de que la gripe aviar podría convertirse en «endémica» en Turquía y constituir una amenaza permanente para los países vecinos. En un comunicado, la FAO destacó como «crucial» la coordinación de la lucha contra el virus e invitó a los países fronterizos de Turquía -Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Irak, Irán y Siria- a «seguir alerta». Es necesario aplicar «medidas de vigilancia y de lucha mientras informan a las poblaciones sobre la evolución de la situación y el peligro que corren», precisó.

Los periódicos turcos criticaron las escasas medidas de higiene tomadas por la población con motivo de las celebraciones de la fiesta del Sacrificio,donde se conducen a la muerte a miles de reses de ganado desde las regiones rurales hasta las metrópolis. Las autoridades sanitarias alertaron de que estos animales pueden llevar el virus en la piel o las patas si han estado en contacto con aves infectados.

Focos en Rumanía

Ayer mismo se confirmaron dos posibles nuevos focos de gripe aviar en Rumanía, donde se detectó el virus H5 en varias aves de corral tras unos rápidos análisis preliminares.

El Ministerio de Agricultura rumano precisó en un comunicado que los todavía probables nuevos focos de gripe aviar fueron descubiertos en las localidades de Ciresu y Dudesti, «cerca de otros dos municipios ya afectados por el virus H5N1, la cepa altamente patógena». En los próximos días serán sacrificadas todas las aves procedentes de los gallineros infectados.

A la vista de la evolución de la gripe aviaria, los expertos veterinarios de la Unión Europea decidieron ampliar hasta fines de 2006 el programa de vigilancia de aves salvajes y de corral.

La medida había sido propuesta por la Comisión Europea, que liberó 2 millones de euros adicionales para cofinanciar los exámenes efectuados a las aves por los Estados miembros del bloque. Como parte de su plan para evitar que la gripe aviar ingrese a la UE, los Estados miembros tienen plazo hasta el 7 de febrero para presentar los programas nacionales de vigilancia de aves salvajes y de corral. La UE tiene vigente un embargo de importación de aves vivas, carnes y derivados de aves de granja.

En España, el Gobierno reunió ayer en la Moncloa a la comisión de seguimiento para la gripe aviar, que pasó revista a los nuevos casos detectados en Turquía y a los mecanismos de vigilancia y prevención a escala europea y en el ámbito nacional. Unos mecanismos «adecuados, por el momento», señaló el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda.