La Nasa vio 'luces misteriosas' en los ojos de los huracanes Rita, Katrina y Emily

EFEMADRID

Investigadores de la Nasa han detectado «luces misteriosas» junto a los ojos de tres de los huracanes más potentes del 2005, Rita, Katrina y Emily, a pesar de que en las tormentas tropicales no suelen aparecen rayos ni otras líneas de luz. En un primer momento, el equipo del investigador Richard Blakeslee, del Centro de Climatología e Hidrología Global en Alabama (EE UU), descubrió que el Emily fue «excepcionalmente luminoso» después de sobrevolar la zona de la tormenta en julio del 2005, en la aeronave ER-2, una versión del avión espía U-2.

Según la web de la Nasa, en el caso de Rita y Katrina fueron los sensores terrestres de grandes distancias de la Agencia Espacial Norteamericana los que detectaron que una serie de luces rodeaba al centro de ambos huracanes.

Aunque algunos investigadores que participan en el proyecto han apuntado que la «gran intensidad» de estos tres huracanes puede ser la explicación del fenómeno, Blakeslee y otros científicos consideran que «habrá que esperar unos meses para obtener una respuesta con más fundamento».

Electricidad

A diferencia de lo que ocurrió en estos tres casos, la mayoría de los huracanes aparece sin iluminación por la ausencia de vientos verticales, responsables de la fricción entre los cristales de hielo y las gotas de agua que se forman en el interior de los nubarrones.

El roce de estas partículas provoca que las cargas positivas se acumulen en torno a las partículas más pequeñas mientras las cargas negativas se adhieren a las más grandes. El viento y la gravedad hacen que se genere electricidad, que se transforma finalmente en luz.