Los 'barones' del PSOE instan a Maragall a aceptar cambios en el Estatut

M. SUÁREZMADRID

Los presidentes autonómicos y secretarios generales del PSOE transmitieron este martes a Pasqual Maragall su rechazo a que Cataluña se defina como una nación y tenga un sistema de financiación propio y diferente al del resto de las comunidades. En la recta final de la negociación del estatuto catalán el presidente del Gobierno convocó a los 'barones' socialistas a una cena privada en el Palacio de La Moncloa en la que trató de allanar el camino hacia el acuerdo.

Al encuentro asistieron, además, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; el portavoz del Congreso y principal negociador del estatuto, Alfredo Pérez Rubalcaba; y el secretario de Política Autonómica socialista, Alfonso Perales. Fuentes cercanas a los asistentes aseguraron que los 'barones' trataron de hacer ver a Maragall «en qué terreno pisa» y cuáles son los aspectos del estatuto catalán que afectan al resto de autonomías.

Los presidentes socialistas también intentaron convencer a Zapatero de que la reforma catalana les ha perjudicado en sus propias comunidades y le advirtieron de que no admitirán que Cataluña tenga un modelo de financiación propio, como ya aseguró el propio Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE. Cualquier modificación del sistema de Cataluña, recordaron, afectará al resto de España.