Revuelo en la sala

El coloquio posterior a la conferencia tuvo un punto de inflexión cuando el tío de la conferenciante, tras alabar su trabajo y mostrar su opuesta opinión a cada punto que había analizado, opinó que el papel de las mujeres en la historia y en la sociedad actual no había sido tan ninguneado como su sobrina exponía. A lo que ella respondió que se lo preguntaran a los 66 hombres que han asesinado a sus parejas en toda España en lo que va de año. Entonces, él, ante una sala con una audiencia compuesta en su mayoría por mujeres de mediana edad, respondió que nunca se le pregunta al hombre qué ha hecho la mujer para llegar a esa situación.

Un revuelo se levantó en la sala y María Ángeles Querol argumentó que ningún acto justifica el asesinato de ninguna persona.