«¿No quepo en los pantalones!»

Después de atracarnos con el pavo y los polvorones, los gimnasios de la ciudad se llenan de clientes dispuestos a recuperar la línea

ROCÍO ROMEROBADAJOZ

Los lunes son como el 1 de enero. Siempre nos marcamos los buenos propósitos para comienzo de año, de mes o de semana. Y, ahora, lo que pega es apuntarse al gimnasio. De hecho, los gimnasios experimentan un incremento de clientes los primeros días de cada año. Los excesos de las Navidades han llevado a muchos a pensar: «¿No quepo en los pantalones!».

Así, el director-gerente del AquaRecord, Jerónimo García, resaltó ayer que en estas fechas el gimnasio de la carretera de Olivenza aumenta su clientela entre un 28 y un 35 por ciento respecto al mes de diciembre.

Incremento en enero

«Normalmente todos los años, a partir de enero, se nota un incremento de socios en todos nuestros centros», comenta García.

«Esto se debe a una razón muy sencilla -explica-, todos en Navidades nos pasamos bastante con la comida, la bebida y los turrones. Se cogen los dos o tres kilos en estas fechas con una facilidad tremenda».

A este incremento provocado por las buenas intenciones, se suman los socios que dejan de acudir en diciembre porque se marchan a pasar las Navidades fuera de la ciudad o porque tienen que atender a su familia.

No sólo esta época es propicia para que los ciudadanos corran al gimnasio, si no que «los meses cercanos al verano son también muy fuertes en el gimnasio».

«Hasta verano hay un incremento importante. Los gimnasios funcionan por oleadas. Si dibujas una gráfica del número de socios, de enero a mayo hay un punta, después baja, en octubre y noviembre sube y en diciembre vuelve a bajar», explica Jerónimo García.

Gimnasios Aqua Record tiene tres centros: en la carretera de Olivenza, en Puerta Pilar y el de San Roque.

Este centro ofrece un programa conocido como 'Vientre Plano', «diseñado para personas que necesitan un trabajo de choque». Durante doce semanas, el cliente está atendido por un fisioterapeuta, un entrenador personal, un dietista y un esteticista. Aseguran que como mínimo perderá el 10 por ciento de la grasa excedente que guarda el cuerpo.

En este gimnasio se pueden contratar dos modalidades. Por franjas de dos horas los días laborables, que sale a 50 euros, o con horario completo, que sale por 90 euros. Sin contar la matrícula ni incluir programas especiales, como el de 'Vientre Plano'.

Por su parte, el instructor del gimnasio Cimas, en la calle Trinidad y en la calle Alpotreques, Javier Pérez, asegura que el incremento de socios «se nota mucho» estos días.

«Éste es uno de los meses más fuertes. La operación bikini, a partir de mayo, también se nota mucho», comenta Pérez. Aunque muchos de los usuarios eran ya socios, entre un 10 y un 20 por ciento son nuevos clientes.

La gente «llega pidiendo perder el peso de más que ha cogido en Navidad. Llegan con una media de entre dos o tres kilos de más. Quieren recuperar un poco la forma».

En este gimnasio, la matrícula es gratis y la mensualidad sale por 30 euros al mes, con horario completo entre las 9.00 y las 23.00 horas. Algunas actividades tienen oferta, pero existen otros cursos gratuitos para socios y otros gratis para todos, como el de defensa personal gratuita que se impartirá este mes y que está abierto a todo el público en general.

En otras actividades, como aerobic, hay que pagar 10 euros para realizarlas.

En las instalaciones de la Fundación Municipal de Deportes no han tenido muchas sorpresas con el comienzo del año. Las actividades se convocan en diciembre y los usuarios deben inscribirse entonces, aunque los cursos de aerobic, natación y gimnasia-mantenimiento comiencen este mes. Tampoco han notado un incremento destacable de personas que se acerquen a hacer deporte en solitario, según destacó ayer uno de los funcionarios municipales.

Más clientes en mayo

Carlos Ramos, del gimnasio Estudio, en la Avenida Juan Sebastián Elcano, también recibe muchas consultas en este mes. Aunque no podrán ofrecer datos hasta que concluya enero. «Sé que hay más gente porque se ve más movimiento. También se acercan mucho a preguntar. Enero está muchísimo mejor que en diciembre», indica.

Sin embargo, Ramos explica que los meses de mayor afluencia de clientes son abril y mayo. «Esos meses viene más gente porque se quieren poner a tono».

En Estudio no hay que pagar matrícula y la mensualidad sale por 30 euros. Se puede acceder al gimnasio todo el día, de lunes a viernes, en horario de 10.00 a 23.00 horas, también los sábados por la mañana. En este centro se trabaja con máquinas y mancuernas.

Por su parte, el gerente del gimnasio Puerta Palmas, Elías Piedra, señala que en el centro sigue aumentando su lista de espera. «Todos los meses se apuntan entre 400 y 500 personas a la lista de espera. Ahora va por 3.000 personas aunque ya han entrado los 500 primeros. En la primera ronda entraron 2.200 socios».