Los vecinos de Los Colorines reclaman vigilancia policial permanente en la barriada

E. F. V.BADAJOZ

El portavoz de la plataforma de vecinos de Los Colorines que quieren dejar la barriada, Ricardo Cabezas, insistió ayer en la necesidad de que el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local refuercen su presencia en la zona.

La petición fue formulada después de la reunión que mantuvieron el lunes las familias que han solicitado su traslado a otro barrio de la ciudad, un encuentro en el que se puso de manifiesto que la venta de estupefacientes en Los Colorines sigue muy activa.

Cabezas reconoció que la Policía había llevado a cabo algunos controles policiales en el entorno de Los Colorines, pero denunció que las medidas sólo se han llevado a cabo en momentos muy puntuales. «Los vecinos se quejan continuamente de que no ven a la policía y eso es un problema que exige soluciones decididas y urgentes».

El representante de las familias señaló que las quejas no sólo están referidas a la actividad que desarrollan los narcotraficantes, sino que se deben también a la anarquía que se ha apoderado de estos bloques de viviendas sociales.

«Algunos vecinos incluso nos han comentado que en el medio de una de las plazas ha sido construida una especie de cerca en la que hay cerdos y gallinas, con el problema de higiene que eso conlleva», añadió Cabezas.

Salir del barrio

La plataforma vecinal que representa Ricardo Cabezas también está pendiente del proceso de salida que la Junta de Extremadura llevará a cabo con las familias que respetan las normas de convivencia y que no desean continuar en Los Colorines. «La incertidumbre está presente, pero sabemos que la Agencia de la Vivienda está trabajando para dar solución a los problemas de los vecinos».

Durante los próximos días la plataforma desea reunirse con los técnicos de la agencia para conocer en qué momento se encuentra el proceso. «Tenemos entendido que se presentaron más de 50 solicitudes, pero al final serán unas 30 familias que las que estén decididas a salir».