Aparece un bombero muerto en su casa de Benicarló con signos de violencia

La víctima, identificada como L.M. y bombero de profesión, vivía solo en el número 3 del pasaje de San Agustín

EFE | BENICARLÓ

Un hombre de unos 50 años, bombero de profesión e identificado como L.M., ha sido hallado muerto hoy por la mujer de la limpieza en su piso de Benicarló con heridas en la cabeza y en medio de un gran charco de sangre.

El Juzgado de guardia de Vinarós se ha hecho cargo del caso y la Guardia Civil comenzó esta tarde a tomar declaración a un hombre relacionado con la víctima, según fuentes cercanas a la investigación. El hallazgo del cadáver se ha producido a las 16.40 horas, cuando la mujer que habitualmente acudía a limpiar el domicilio ha avisado al Centro de Coordinación de Urgencias (CICU) de que el entrar al piso ha encontrado al dueño de la casa en el suelo y con heridas en la cabeza.

Los efectivos sanitarios desplazados hasta el inmueble, situado en el pasaje de San Agustín de la plaza del Mercado, han certificado la muerte y han comprobado que el cadáver presentaba diversos traumatismos en la cara y heridas más visibles en un lateral de la cabeza. Según fuentes próximas al caso, la herida que presenta el cadáver en la cabeza es similar a la que le habría causado "un taladro".

La jueza de guardia de Vinarós, encargada del caso, ha permanecido casi dos horas en la vivienda y en torno a las 20.30 horas ha ordenado el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto Anatómico Forense de Castellón para que le sea practicada la autopsia. La Guardia Civil de Benicarló está tomando declaración, desde última de la tarde, a un hombre relacionado con la víctima, al parecer su compañero de piso, según las mismas fuentes.