La OMS descarta que la gripe aviar de Turquía se deba a contagio humano

Dos pueblos de Rumanía han sido puestos en cuarentena después de que aves de corral dieran positivo de un subtipo H5 de la epizootía

AGENCIAS |ANKARA/BUCAREST
La OMS descarta que la  gripe aviar de Turquía se deba a contagio humano

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado hoy que no existen indicios de que el brote de gripe aviar que desde hace dos semanas aterroriza a Turquía se deba al contagio entre humanos. "No existe infección de persona a persona de momento ni mutación del virus. No estamos en este punto ahora, pero es responsabilidad de la OMS vigilarlo", ha dicho el director regional para Europa del organismo, Marc Dazon, en una rueda de prensa en Ankara.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha alertado de que el virus altamente patógeno de la gripe aviar (H5N1) puede hacerse endémico en Turquía y representa también una grave amenaza para los países vecinos. "El virus puede propagarse a pesar de las medidas de control que se han tomado", ha dicho Juan Lubroth, experto en sanidad animal de la FAO, en un comunicado difundido por esa organización.

Según él, las personas y los animales continuarán expuestos al virus si no se aplican estrictas medidas de contención que logren aislar todas las zonas afectadas actualmente. Debido a la amenaza que supone para los vecinos de Turquía, la FAO ha pedido a los países fronterizos, como Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Irak, Irán y Siria, que "estén en estado de alerta y extremen la vigilancia", según la nota. Además, les ha solicitado que "se aseguren de que la población esté bien informada sobre el peligro que representa la gripe aviar".

En los últimos quince días, responsables médicos turcos han examinado más de un centenar de posibles casos de gripe aviar, de los que solo catorce han dado positivo, incluidos dos de los tres adolescentes que murieron la semana pasada en la ciudad oriental de Van. En la media docena de casos verificados, se ha constatado que se trata de la variante H5N1, una combinación altamente patológica.

Desde que se conociera la noticia de los decesos, los primeros lejos del sudeste asiático, la psicosis se ha adueñado de la población y cientos de personas se han acercado a los hospitales de todo el país al creer que podrían estar infectados por el virus. Sin embargo, Dazon ha subrayado que no existen motivos para el pánico, ya que en su opinión las autoridades turcas han adoptado las medidas adecuadas para contener el brote. "Estamos satisfechos con la acción del Ministerio de Salud y con las facilidades ofrecidas para que nuestro equipo trabaje con libertad y transparencia", aseguraba a los periodistas.

Llegada de la OMS a Ankara

El equipo de la OMS llegaba a Ankara la pasada semana, poco después de que se anunciara la muerte de la niña Hula, de once años, hermana de los dos adolescentes de la familia Kocyigit fallecidos días antes. Las autoridades aún no han confirmado que Hula sufriera gripe aviar, pese a que al igual que sus hermanos había estado en contacto directo con un ave enferma que murió en el patio de su casa. El objetivo principal de los expertos internacionales era analizar el brote y supervisar las medidas de adoptas para evitar el mal.

"La población, especialmente en las áreas infectadas, debe entender perfectamente que el peligro está en el contacto directo de los humanos, en especial los niños, con aves de corral enfermas o muertas", insistía Dazon. De los catorce casos bajo sospecha, trece son niños procedentes de regiones rurales del este y el norte del país, y el restante es un hombre de 60 años.

El brote en Turquía es el primero que se detecta lejos del sureste asiático desde que hace meses reapareciera la enfermedad y segara la vida de más setenta personas en la zona. La principal preocupación de los científicos es la posibilidad de que el virus mute en una forma que facilite el contagio entre personas y produzca una pandemia.

Cuarentena en dos pueblos rumanos por nuevos casos de H5

Dos pueblos de Rumanía, Dudesti y Ciresu, han sido puestos en cuarentena después de que aves de corral dieran positivo de un subtipo H5 de gripe aviar, afirmaba hoy el ministro de Agricultura. Las autoridades han comenzado a seleccionar aves en ambas localidades, que están localizadas próximas a los pueblos donde el mortal H5N1 ha sido confirmado. Los especialistas están también realizando pruebas a perros, gatos y cerdos en las casas donde las aves enfermas han sido detectadas, según el propio ministro.

La variante H5N1 de gripe aviar está siendo vigilada mundialmente por miedo a que pueda mutar a una forma trasmisible de humano a humano. Desde 2003, el brote de gripe aviar ha matado a 78 personas, la mayor parte de ellas granjeros en contacto con aves.