El bodegón como género pictórico, objeto de un ciclo de conferencias

Está organizado por el Museo de Bellas Artes de Badajoz dentro del homenaje que se rinde a Felipe Checa en el centenario de su muerte

J. LEALBADAJOZ

En el marco del homenaje que se rinde al pintor Felipe Checa al cumplirse el centenario de su fallecimiento, el Museo de Bellas Artes de Badajoz complementa la extraordinaria exposición conmemorativa que ha organizado, con un ciclo de conferencias que girará en torno al bodegón como género pictórico.

Especialistas y estudiosos de la pintura disertarán sobre el tema, cada uno de ellos desde perspectivas distintas, pero convergentes. Han sido seleccionado tres artistas destacados en el género, dos extremeños, y una época esencial en el desarrollo del mismo.

Así, la doctora Trinidad de Antonio, jefa del área de educación del Museo del prado y profesora titular de la Universidad complutense de Madrid, se centrará en la figura de Zurbarán como pintor de bodegones.

Su intervención tendrá lugar mañana miércoles en la sala de conferencias del Museo de Bellas Artes [calle Duque de San Germán, 3] a las 20.30 horas. La entrada es libre, pero es recomendable acudir con puntualidad.

En este mismo lugar y a la misma hora hablará el jueves el doctor Juan Luna, conservador y jefe del departamento de Pintura del siglo XVIII del Museo del Prado, quien tratará sobre los bodegones del Siglo de Oro.

La siguiente conferencia se anuncia para el próximo 18 de enero y correrá a cargo de la doctora Carmen Garrido, jefa del gabinete técnico del Museo del Prado para tratar sobre los bodegones de Luis Meléndez.

El ciclo se cierra el 19 de enero con la intervención del doctor Román Hernández, director del Museo de Bellas Artes de Badajoz y biógrafo de Felipe Checa, cuya charla estará dedicada a los bodegones del genial artista pacense a quien se tributa homenaje.

La oportunidad de este ciclo sobre el bodegón como argumento pictórico está más que justificada para Hernández Nieves, en tanto Checa cultivó este género de una forma magistral, como muy pocos pudieron hacerlo y buena prueba es la colección de obras que acoge la exposición.

Desde luego, entre los pintores, extremeños es, aseguró, Román el único que se dedicó a este género. «Después surgieron algunos discípulos aunque ninguno llegaría a superar al gran maestro», precisó el director del Museo pacense.

Desde su punto de vista, Zurbarán no prestó gran interés al bodegón, aunque tiene algunos ejemplares que son excepcionales, de ahí que a estas obras se le dedique la conferencia inaugural que correrá a cargo de Trinidad de Antonio.

Como explicó, la pintura del bodegón entraña una gran dificultad por la variedad de texturas, colores y formas que, por lo general, lo componen. Esta sería la razón por la que son pocos los pintores que lo hacen con acierto. Para Hernández Nieves, Checa puede considerarse un verdadero maestro.

Obras insuperables

Las obras de este tipo creadas por el pintor pacense serían insuperables en muchos aspectos, especialmente por el realismo y la autenticidad. «Algunos de sus cuadros de frutas sorprenden por la precisión en el detalle y la similitud del color, de tal forma que parecen auténticas», comentó Hernández Nieves.

Pero todavía más precisión consigue el pintor a la hora de plasmar los objetos de cobre en los que consigue una apariencia de realidad casi absoluta. «En este aspecto hay que descubrirse ante Checa», señala Hernández.

El bodegón es una de las ramas de lo que dentro del arte de la pintura se denomina 'Naturaleza muerta', un concepto muy amplio ya que incluye todo tipo de objetos inanimados como flores, mesas servidas, instrumentos musicales o libros.