Bruselas amplía el veto al comercio de aves ante los nuevos casos de gripe aviaria

Las autoridades de Ankara descartan por ahora la mutación del virus H5N1 y la transmisión entre humanos

A. P.MADRID

La Unión Europea amplió este lunes las restricciones a la importación de aves y derivados ante la aparición en Turquía de cinco nuevos casos de gripe aviaria en humanos, provocados por la variante letal H5N1 del virus. La lista de infectados en Turquía suma ya 14 - dos de ellos fallecidos y otros dos más sin confirmar la causa- en cuatro provincias, aunque las autoridades de Ankara sostienen que los contagios siguen siendo de aves a personas y descartan por ahora que el virus haya mutado y se transmita entre humanos. Aunque el mal se acerca a las fronteras de Europa, el Ministerio español de Sanidad cree que el riesgo de pandemia no ha aumentado.

El Comité Permanente de la Cadena Alimentaria, que integra a expertos veterinarios de los 25 países miembros de la UE, recomendó ayer prohibir la importación de plumas no tratadas procedentes de seis países fronterizos con Turquía, Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Siria, Irán e Irak. La Comisión Europea implantará estas nuevas restricciones mañana martes, indicó el portavoz para temas agrícolas de la UE, Michael Mann. Este embargo adicional afecta sólo a las plumas porque el resto de las importaciones avícolas, de animales vivos y derivados, de estos países a la Unión Europea ya estaba prohibido. La Comisión no adoptó nuevas disposiciones respecto a Turquía, aparte del veto a la entrada de pájaros vivos y productos derivados del pollo, aprobado en octubre pasado, al estimar que Ankara ha actuado con prontitud.

«En nuestra opinión, las autoridades turcas tomaron las medidas necesarias», declaró Mann, que esquivaba así las críticas a una mala gestión de la crisis por parte turca.

A las puertas

Oficialmente, los 25 mantienen su confianza en que el virus H5N1 de la gripe aviaria, potencialmente letal para el ser humano, no penetre sus fronteras y, sobre todo, no mute para adquirir la capacidad de contagio de persona a persona, pero los cinco nuevos casos declarados en territorio turco, a las mismas puertas de la UE, han vuelto a disparar las alarmas.

La amenaza de una epidemia de gripe aviaria sobrevuela a la UE desde octubre pasado, cuando se anunciaron brotes en aves en Rumania, Turquía, Croacia, Kazajstán y Rusia. Desde entonces, se han realizado exámenes a unas 25.000 aves sin que se haya registrado ningún caso positivo de la enfermedad en los 25 países del bloque.

«Hasta la fecha no se han registrado casos del H5N1 en la Unión Europea», recordó Mann. El virus, sin embargo, ha causado 74 muertes en el sudeste asiático y ahora, al registrarse fallecimientos en Turquía, país candidato a la adhesión, se acerca peligrosamente al occidente europeo.

Un equipo conjunto de la UE y la Organización Mundial de la Salud (OMS) viaja esta semana por distintas regiones turcas. «Este equipo de expertos brindará apoyo a la autoridades turcas y establecerá futuras necesidades que podría tener Turquía en términos de ayuda internacional», dijo Mann.

15 provincias afectadas

El ministerio turco de Sanidad ha reconocido que 15 de las 81 provincias del país están afectadas por la gripe aviaria.

La OMS teme desde hace tiempo que el H5N1 mute en formas de gripe humana y pueda provocar una pandemia letal para millones de personas en todo el mundo, pero el ministro turco de Sanidad, Recep Akdag, insistió hoy en que no hay ningún indicio de que el virus H5N1 se haya transmitido de hombre a hombre.

Turquía confirmó este lunes cinco nuevos infectados por el virus de la gripe aviaria, con lo que ya son 14 los casos humanos de contaminación. Si los primeros casos eran oriundos del este del país, cuatro nuevos enfermos provienen del norte, de las provincias de Samsun, Kastamonu y Corum.

El quinto caso está hospitalizado en Van, en el este, donde fallecieron dos niños de la misma familia originaria de Dogubeyazit, en la frontera iraní.

Otra niña hermana de las víctimas también murió en Van, aunque no se sabe si la mató también la gripe 'del pollo'. En todos los casos mortales consignados hasta ahora se trataba de personas que vivieron en estrecho contacto con aves de corral.

Tres de los infectados confirmados el domingo son dos niños y un adulto, hospitalizados en la capital turca, algo que marca la progresión de la enfermedad desde las regiones rurales del este del país hacia las zonas más industrializadas de la parte occidental de Turquía.

La zona en el oeste del país más cercana a Europa afectada por la gripe aviaria es Kucukcekmene, un barrio periférico de la parte europea de Estambul donde el pasado sábado se encontraron pollos muertos que resultaron positivos a la enfermedad.

Riesgo igual

«La posibilidad de peligro para el hombre no ha cambiado», aseguraba este domingo Klaus Stohr, coordinador del programa mundial de lucha contra la gripe de la OMS. Según Stohr, no hay nuevos indicios de que el virus se transmita de hombre a hombre, y la propagación de la enfermedad en Turquía podría deberse -insinuó- a las insuficientes medidas de protección.

En la misma línea, el Ministerio español de Sanidad, transmitía ayer un mensaje de tranquilidad. «El riesgo no es mayor ahora que hace un mes», comentó un portavoz. A pesar de la mayor proximidad geográfica del virus H5N1, sigue sin haber prueba alguna de contagio entre humanos ni hay, por tanto, riesgo para la salud de la población española, recalcó.