Varias personas roban y causan destrozos en el ayuntamiento

Los ladrones se llevaron unos 2.600 euros y varios enseres El equipo de Gobierno no descarta otros móviles

JUAN SORIANOTORREMEJÍA

El ayuntamiento de Torremejía sufrió en la noche del domingo al lunes el robo de unos 2.600 euros y de diverso material, entre lo que se encuentra un ordenador portátil, cinco teléfonos móviles y un vídeo. En el asalto los ladrones destrozaron puertas y mobiliario.

Según los indicios, dos o más personas accedieron desde la calle a la planta superior del edificio. Tras forzar la ventana, entraron en la estancia donde se guarda la caja municipal, que en el momento del robo contenía alrededor de 1.200 euros.

A continuación, recorrieron la planta superior y rompieron las puertas de distintas estancias en búsqueda de más dinero y de objetos de valor. Además de 600 euros del despacho del alcalde, también sustrajeron el sueldo de uno de los concejales y dinero recaudado por el municipio.

A continuación, accedieron a la planta baja. Del bar tomaron cinco refrescos, por lo que se estima que se trata de varias personas y que además dispusieron de tiempo para llevar a cabo el robo. Cuando finalizaron la operación, salieron tranquilamente por la puerta principal.

Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, la intención de los asaltantes era llevarse todo el dinero posible.

Muchos destrozos

Sin embargo, además del dinero y los enseres sustraídos, llama la atención los destrozos en armarios y la revisión de los expedientes municipales, en especial los que se guardaban en el despacho del alcalde de la localidad.

Para el primer edil de Torremejía, Francisco Trinidad, «una cosa es buscar dinero y otra es revisar los expedientes». Principalmente, en su lugar de trabajo guardaba la documentación relativa a licencias y proyectos de obras.

Como dato curioso, Trinidad señala que también han sido sustraídas las hojas de la agenda de anillas donde recoge las citas y el funcionamiento del día a día del Ayuntamiento.

Asimismo, el alcalde destaca que «lo raro es que en Secretaría, que es donde se guarda la mayoría de los expedientes, no han tocado nada». En cualquier caso, desconoce qué es lo que podían buscar los asaltantes, ya que el contenido de la documentación es el habitual en cualquier consistorio.

Según explica Trinidad, el robo pudo producirse entre las 2.30, momento en el que una persona pasó por el lugar y no apreció nada raro, y las 6.00 horas, cuando un testigo advirtió lo sucedido.