Las obras de la ciudad monumental estarán terminadas en tres meses

El concejal de Fondos Estratégicos señala que el 2006 también será importante en dotaciones

REDACCIÓNCÁCERES

El concejal de Fomento y Fondos Estratégicos, Francisco Javier Castellano, anunció ayer que la segunda fase de las obras de mejora que se acometen en la Ciudad Monumental, y que afectará a las calles Tenerías, Caleros, San Roque-Mira al Río y Fuente Concejo, finalizarán en tres meses.

Las obras están muy avanzadas y se realizan ya las labores de pavimentación, una vez instaladas las tuberías de agua y demás servicios, explicó Castellano, que confirmó que estarán acabadas para cuando la imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Montaña, haga su recorrido habitual desde el Santuario hasta la ciudad, en el mes de mayo.

La primera fase de este proyecto de mejora y adecuación de calles del entorno monumental, que afectó a las calles de Cuesta del Maestre, Hornillo y un tramo de Caleros con Tenerías, ya está finalizada y la tercera fase, que afectará a la Plaza del Socorro y el Arco de España, podría terminar, según el plazo de ejecución, a finales de 2006. Las obras forman parte de una actuación global de mejoras en la Ciudad Monumental y están financiadas en su totalidad con fondos europeos del programa Interreg-Periplo.

Precisamente, el concejal resaltó el aumento de residentes en la Ciudad Monumental respecto a hace 10 años, y señaló que se ha convertido en uno de los referentes más importantes de España, no sólo por el contenido sino por el estado de conservación. «Eso es gestión y eso es Gobierno y hay que recordarlo diariamente», dijo.

Año inversor

Por otra parte, el concejal aseguró que el año que ha comenzado será importante en cuanto a actuaciones ya que hay previstos proyectos y otros ya se están ejecutando, en distintas zonas de la ciudad, por lo que no cabe interpretar que 2006 será un año de transición en materia de terminación de dotaciones.

En Aldea Moret, por ejemplo, Castellano anunció que las obras del edifico Embarcadero terminarán a finales de 2006, ya que, una vez resueltos los problemas técnicos y «recuperada la cubierta y ejecutada en una buena proporción», las obras se siguen realizando en el resto del edificio.

El 2006 también será el año del espacio juvenil que el equipo municipal de Gobierno proyecta para el edificio Valhondo, de la Casa del Mayor, de las casas de cultura y otros proyectos que, según Castellano, convertirán este nuevo año en uno muy importante para la ciudad.