¿Cómo lo pasó en una cafetería donde no permiten fumar?

RAMÓN PALOMO ANTONIO DELICADO«TE PUEDES RESISTIR» <br> <br>«A MÍ LA LEY ME DA IGUAL»

Este fumador entraba ayer en una de las poquísimas cafeterías de Badajoz que impide fumar a sus clientes. «No le voy a engañar, después de la tostada con el café es un rollo no poder fumarse el cigarro cuando eso es lo más normal de toda la vida. No he llegado a encendérmelo porque he visto el cartel de 'Prohibido fumar', así que enseguida he pagado y me he salido a la calle a fumar el cigarrillo (...) la verdad es que no voy a dejar de entrar en un local cuando tenga ganas de un café por no poder fumar. Te puedes resistir, tampoco es para tanto. Es más, voy a intentar dejar de fumar». Es de Valverde de Leganés y nunca ha sido fumador. «He tomado algo en este bar de no fumadores y me he dado cuenta cuando he entrado, así que he pensado que mucho mejor para mí. Se notaba un mejor ambiente, aunque la verdad es que me da igual que la gente fume dentro, salvo que en el local haya demasiado humo que se haga insoportable. La verdad es que si voy con mis amigos y deciden todos ir a un sitio porque ellos sí fuman pues no me importa y yo también voy (...) a mí esta ley anti-tabaco, si te soy sincero, me da exactamente igual», decía ayer este joven mientras hacía un alto en sus compras.

Fotos

Vídeos