Unos 140 contenedores de basura fueron quemados en Badajoz en el 2005

Preocupación municipal por el descenso en la recogida de residuos de vidrio y cartón

M. BARRADO TIMÓNBADAJOZ

Unos 140 contenedores de basura fueron calcinados el año pasado en Badajoz por la acción de los vándalos, según cifras del Servicio de Limpieza hechas públicas por el concejal Antonio Ávila.

La pesadumbre provocada en el concejal por la continuada falta de civismo de algunos ciudadanos, queda algo matizada por la alegría de la inminente firma del convenio con la Junta de Extremadura que permitirá el despliegue de unos 1.200 contenedores amarillos destinados a la recogida selectiva de tetrabrick, plásticos y latas. Porque las últimas cifras sobre recogida selectiva en Badajoz de papel y cristal han experimentado un descenso notable y será preciso convencer a los ciudadanos de que la selección en origen de la basura doméstica tiene ventajas para todos.

El concejal lamentó una vez más la falta de interés por lo público que muestran algunos ciudadanos permanentemente enfrentados contra los recipientes urbanos para la recogida de basuras. Son los mismos que durante las pasadas Navidades golpearon decenas de papeleras en diversos barrios de la ciudad hasta desprenderlas de sus soportes.

Antonio Ávila se muestra apesadumbrado por la gran cantidad de papeleras que fueron destrozadas en los días de más animación festiva. «Unos pocos nos hacen la vida un poco desagradable a los demás y no debemos tolerarlo, deberíamos denunciarlo», se pronuncia el concejal.

El delegado municipal de Limpieza no sólo lamenta las pérdidas económicas que el vandalismo provoca en su servicio, sino el trabajo adicional que supone afrontar la limpieza y reposición de los contenedores quemados, que ofrecen una visión penosa.

Hollín

Ávila enumera la secuencia de acciones que se suceden tras la quema de un contenedor: cuando éste empieza a arder acuden los bomberos que lo vacían para atajar mejor el fuego; luego llega el personal de Limpieza que recoge los desechos el lugar, del que es difícil erradicar el hollín creado por la combustión de la basura.

El contenedor, que a estas alturas presenta un aspecto lamentable, se deja en su lugar hasta que es posible sustituirlo por otro. Y a veces es difícil encontrar sustituto debido a la acción constante del vandalismo.

Antonio Ávila afirma que se han superado todas las diferencias que había con la Junta de Extremadura a la hora de dejar listo el texto del convenio para la instalación, por fin, en la ciudad, de los contenedores amarillos. Confía en que sea aprobado en el próximo pleno municipal.

El concejal desea que el dinero que el Ayuntamiento recibirá para campañas de sensibilización con la recogida selectiva sea aplicado con eficacia en colaboración con la Junta y la empresa Ecoembes, gestora de la planta de residuos instalada en la capital pacense. Se trata de mentalizar a los ciudadanos de la importancia de seleccionar bien la basura, pues del porcentaje de basura seleccionada que ingrese en la planta depende el cobro de un plus que, en ciudades como Badajoz, puede llegar a un montante anual de unos 30 millones de pesetas. También se duplicará prácticamente el canon que el Ayuntamiento pagará a Ecoembes por esta recogida, que ahora es 4,77 euros/hab/ año de y se elevará a casi 10 euros/hab/año.

Fotos

Vídeos