Rajoy dice que no es normal que se sancione a tres militares en 72 horas

El presidente del PP cree que la "sensación" que se transmite es que el Ministerio "está descabezado" y que "no hay ni orden ni concierto"

EFE | MADRID

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que "no es normal que en 72 horas haya tres altos responsables" de Defensa "que sean sancionados" y considera que la "sensación" que se transmite es que el Ministerio "está descabezado" y que "no hay ni orden ni concierto".

En declaraciones a Onda Cero, Rajoy ha recordado que, además del arresto del teniente general José Mena, el Ministerio de Defensa "en 48 horas ha destituido a un general en Zaragoza" (en referencia al general que autorizó utilizar un Hércules para trasladar camareros a Madrid), así como al director de la Academia General del Aire de San Javier (Murcia).

El líder del PP considera que "da la sensación" de que el ministro de Defensa, José Bono, "en lugar de ocuparse" de que el Ministerio "funcione bien", se ocupa "de andar de viaje, de hacer declaraciones, de hacer cosas simpáticas, de promocionarse políticamente", y ha subrayado que "hacía muchísimos años" que no se veía en España "una situación de estas características", por lo que ha pedido al Gobierno que dé "explicaciones" en el Parlamento.

Rajoy ha insistido en que "el verdadero problema de fondo" es la "situación de incertidumbre y de inquietud" provocada, a su juicio, porque el presidente del Gobierno "no es claro, ni manifiesta con firmeza una posición" sobre la reforma del Estatuto catalán.

Encuentro con Zapatero

En ese sentido, y sobre su actitud en un posible encuentro con Rodríguez Zapatero, Rajoy ha afirmado que "iría con el mismo ánimo" con el que acudió a la reunión del 14 de enero del pasado año, en la que le ofreció un pacto sobre el modelo autonómico.

"Yo quiero pactar el Estatuto catalán. Me lo pide muchísima gente y de toda condición", ha dicho Rajoy, y ha subrayado que por él "no va a quedar" y que hará "todo lo posible" para que el Estatuto que salga definitivamente de las Cortes "no sea un disparate".

En cualquier caso, el líder del PP desconoce la posibilidad de ese encuentro con el jefe del Ejecutivo. "A mí nadie me ha dicho nada. seguramente tiene usted razón, porque del anterior me enteré por el periódico".

Por último, se ha referido a la visita del presidente electo de Bolivia, Evo Morales, a España y ha asegurado que si no mantuvo ningún encuentro fue porque el Gobierno "no debía tener mucho interés", ya que nadie se puso en contacto con él o con sus colaboradores para concretarlo "ni tampoco el señor Morales lo pidió".

Si se hubiera reunido con Morales, le habría pedido que tuviera en cuenta "que la seguridad jurídica es muy importante para todas las empresas", entre ellas las españolas, y que "hiciera un esfuerzo para trabajar en la línea de que hubiera democracia en Iberoamérica".