Turquía anuncia cinco nuevos casos de gripe aviar en humanos

La OMS insiste en que las amenazas para los humanos no han aumentado

COLPISAAFP

Las autoridades turcas han detectado cinco nuevos casos de gripe aviar en humanos. Pese a este anuncio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que no han aumentado las amenazas de transmisión al ser humano. Con estos cinco nuevos enfermos se eleva a nueve el total de casos de personas infectadas con el letal virus H5N1, muy peligroso para el ser humano, en Turquía. Dos de ellas fallecieron de esta enfermedad.

Tres de los enfermos están siendo atendidos en Ankara y los otros dos en la ciudad de Van, en el este del país, declaró Turan Buzgan, un importante responsable del ministerio de Salud a la agencia Anatolia.

Las cinco personas que dieron positivo formaban parte de un grupo de 28, cuyas muestras han sido analizadas en un laboratorio gubernamental de Ankara.

Un responsable sanitario de Corum, a 240 kilómetros al este de Ankara, anunció anteriormente que un niño de 5 años hospitalizado tenía la gripe aviar. Pero el jefe del servicio médico del hospital de Cankiri, donde el niño recibe tratamiento, ha desmentido la información y ha afirmado que aún no dispone de los resultados definitivos de las pruebas.

El gobernador de Ankara, Kemal Onal, ha declarado a Anatolia que los tres pacientes tratados en la capital eran dos niños y un adulto. Los dos niños son originarios de la ciudad de Baypazari, a 100 kilómetros al noreste de la capital, donde la semana pasada aparecieron dos patos salvajes muertos por el virus de la gripe aviar.

Alarma social

Según Buzgan, los dos pacientes de Van son una niña de 9 años y un niño de 3, ambos oriundos de Dogubeyazit, cerca de la frontera

iraní. En esa misma localidad ya fallecieron tres niños la semana pasada, de los cuales dos dieron positivo a la gripe aviar mientras que las muestras del tercero no han sido concluyentes.

Todos estos casos han generado alarma social entre la población turca, pero el domingo, el alemán Klaus Stohr, un alto cargo de la OMS, ha tratado de apaciguar los ánimos.

«El peligro potencial para el hombre no ha cambiado», dijo el coordinador del programa mundial de lucha contra la gripe de la OMS a la radio alemana NDR. «No existen nuevos índices de que el virus pueda ser transmitido de hombre a hombre», añadió. Calcula que unas cincuenta personas podrían estar enfermas de gripe aviar en Turquía, debido sobre todo a una insuficiente protección.

De todas maneras, la OMS pidió ayuda a Rusia para que envíe especialistas a Turquía, anunció el jefe de las autoridades sanitarias rusas a la agencia Itar-Tass.