Navalmoral de las grúas

Las distintas unidades de actuación que se quieren desarrollar contemplan la construcción de casi 1.800 viviendas, además de al menos 250 comprometidas por la Agencia de la Vivienda

MIGUEL ÁNGEL MARCOSNAVALMORAL DE LA MATA

«Veo un panorama lleno de grúas, y eso es muy importante, porque cuando alguien se decide a construir es pensando en vender». Esa es una de las reflexiones que hacía días atrás el alcalde, Rafael Mateos, sobre el futuro que le espera a Navalmoral en el apartado urbanístico, ante las expectativas que se han abierto para desarrollar distintos solares hasta ahora sin edificar como consecuencia del nuevo Plan General Municipal. No en vano el número de viviendas programadas en las seis unidades de actuación que ya han empezado a gestionarse se acercan a las 1.800.

Mateos manifestó que el desarrollo urbanístico será, junto con la creación de empleo directo como actividad industrial, el pilar del Navalmoral del futuro. Ciñéndonos a la construcción al alcalde hasta le sorprende el número de empresas que se interesan por terrenos para edificar o que directamente han puesto ya documentos encima de la mesa. Se debe, a su juicio, a la «privilegiada situación geográfica de Navalmoral», próxima a dos autovías, y sobre todo a la llegada, cuando sea, del Tren de Alta Velocidad.

El Navalmoral moderno

Claro, que algunas de esas unidades están más avanzadas que otras. Así las más inmediatas son las 14 y 15, situadas a uno y otro lado de la avenida Marqués de Salamanca. La urbanización de ambas se ha adjudicado a la promotora local Gopersa, tras resolverse el concurso que convocó el Ayuntamiento para elegir al agente urbanizador que desarrollaría los solares. La número 14 -ubicada entre Marqués de Salamanca, la avenida de San Isidro y la carretera Nacional V- ocupa 37.000 metros cuadrados, de los que 7.400 serán para espacios libres y zonas verdes y casi 7.000 para viales, dejando el resto para viviendas, hasta un máximo de 325 en cinco plantas. El coste de la urbanización se ha presupuestado en más de 760.000 euros.

Mayor aún en metros es la unidad 15 -entre el barrio del Cerro y la carretera Nacional V- al rondar los 54.700. Aquí se contemplan hasta 480 viviendas también en cinco alturas, además de destinar 16.400 metros cuadrados a espacios libres y zonas verdes, 11.000 a viales y 1.880 a equipamiento, el nuevo pabellón que pretende construir el Ayuntamiento. El coste de ejecución se dispara hasta casi 1,2 millones de euros.

De estas dos unidades se ha dicho que serán las primeras urbanizaciones del Navalmoral moderno, con amplias avenidas y espacios verdes, y que además se verá «en unos meses».

Tres en las Angustias

De otras dos unidades se están perfilando los detalles para elaborar el correspondiente programa de ejecución, y además, en opinión del alcalde, de forma acertada, al hacerlo conjuntamente con la Oficina Técnica Municipal para solventar las diferencias que se pudieran plantear. Se trata de las unidades 1 y 2. La primera ocuparía más de 13.500 metros cuadrados entre el final de la avenida de las Angustias, el puesto de socorro de Cruz Roja y la residencia de ancianos San Miguel. Se preven 130 viviendas en cuatro plantas, además de destinar 4.772 metros cuadrados a zonas verdes y espacios libres y 1.358 a uso comercial. El coste de ejecución es de casi 490.000 euros.

La unidad número 2 engloba los terrenos que se encuentran delante del instituto Albalat. En total 35.700 metros cuadrados, de los que 16.000 tendrán uso residencial (pudiendo construir 250 viviendas en cuatro alturas) y 9.950 de equipamiento, al margen de los viales, 6.480 metros, y las zonas verdes y espacios libres, 3.250 metros. La ejecución se ha presupuestado en 687.000 euros.

No demasiado lejos de ese punto, en la misma avenida de las Angustias pero frente a Cetarsa, se encuentra desde hace meses el cartel de una constructora anunciando una nueva promoción. Es la unidad de actuación número 7, en la que se contempla un máximo de 91 viviendas, en tres plantas, para un total de 26.150 metros cuadrados. Al margen quedarían las zonas verdes, con 6.400 metros cuadrados; los viales, con 3.730, y otros usos, con 1.700 metros cuadrados. El coste de viales y espacios libres se eleva a más de 306.000 euros.

Hacia Peraleda

Por otro conducto, el sistema simplificado a través de la Notaría, ha planteado la empresa Oramba el desarrollo de la unidad número 5, que se corresponde con terrenos situados en el margen izquierdo de la carretera Nacional V junto a la rotonda de acceso a la autovía y a Peraleda de la Mata. Según lo que se publicó a finales de octubre en el Diario Oficial de Extremadura afecta a una superficie que supera los 100.000 metros cuadrados, en los que se podrían construir un máximo de 500 viviendas, de tipología colectiva y unifamiliar.

En el interior del casco urbano quedarían dos grandes porciones de terreno que sorprendentemente no se han llegado a desarrollar, a pesar de la carencia de suelo que ha tenido el municipio en los últimos años. Se trata de más de 26.000 metros cuadrados existentes entre el colegio El Pozón y la vía del ferrocarril, en los que podrían levantarse hasta 240 viviendas. Son las unidades 12 y 13, por las que hasta el momento, al menos que se sepa, nadie se ha interesado en firme.

Más de 2.000 viviendas

La fiebre constructora que parece haberse desatado sobre Navalmoral hace que sean cerca de 1.800 las viviendas que se edificarían de salir adelante las seis unidades de actuación en las que se viene trabajando. A ese número -ya de por sí respetable- habría que sumar las 50 sociales que ha comprometido la Agencia Extremeña de la Vivienda y las 200 de 60.000 euros, que según avanzó el alcalde «serán muchas más».