La Caja abre este lunes la recogida de abetos para plantarlos en El Salugral

La campaña se enmarca en el proyecto de educación ambiental 'Sembradores de bosques' que se desarrolla durante el curso con escolares de Extremadura

A.S.O.PLASENCIA

La Obra Social de Caja Extremadura abrirá el próximo lunes, día nueve, la recepción y recogida de árboles de Navidad, con la finalidad de recuperar todos los que sea posible y plantarlos en el arboreto del centro de educación ambiental 'El Salugral' así como en diversas áreas de montaña degradadas del alto Ambroz.

Así lo explicó ayer el educador ambiental del citado centro, Andrés Bernal que informó de que los árboles utilizados por particulares y establecimientos para adornar los hogares en las fiestas navideñas pueden entregarlos en los domicilios de la Obra Social de caja Extremadura, en el número 32 de la avenida de Alfonso VIII, de Plasencia; y en el número 21 de la calle San Pedro, de Cáceres.

Esta iniciativa forma parte del programa 'Sembradores de bosques' que desarrolla el centro de educación ambiental 'El Salugral' y en el que participan cada curso centenares de escolares de numerosos centros de la Región.

Árboles plantados

El pasado año esta campaña navideña logró recoger unos 300 árboles, entre abetos y piceas, lo que supuso un récord y doblar prácticamente la cifra media de otras campañas, situada en torno a los 150. «Esta marca la conseguimos, explicó Andrés Bernal, gracias a la donación que nos hizo Carrefour de los árboles sobrantes, gesto que le agradecemos». El programa 'Sembradores de bosques' va camino de llegar a la década, periodo en el que se han logrado plantar por los escolares participantes unos 2000 ejemplares, tanto en el arboreto de el Salugral como en de zonas degradadas de montaña de la comarca hervasense, con la finalidad de ayudar a la reforestación de parajes erosionados.

Según indicó Andrés Bernal, el proceso que siguen los árboles donados se abre con el traslado al centro de educación ambiental una vez cerrado el plazo de recogida, mediado enero.

Recuperación

Allí se les somete a los cuidados precisos durante mes y medio para que se recuperen «porque es habitual que no nos lleguen en óptimas condiciones, sino con síntomas de sequía». Pasado el estrés que supone para el árbol el 'cambio climático' de estar en un hogar a permanecer en el exterior , los árboles que logran salir adelante son trasplantados mes y medio después a unos contenedores de mayor tamaño. Para favorecer el crecimiento radicular se les trata con hormona de enraizamiento.

Una vez pasado el peligro de heladas, son trasplantados y unos van a incrementar el bosquecillo que forma el arboreto del centro y otros se plantan «en zonas de sierra, con altitud, especialmente taludes y otras áreas erosionadas en el trascurso de una jornada específica que se hace con los niños que participan en el proyecto de 'Sembradores de bosques' durante el año», añadió.

Éste destacó que la mayor parte de los árboles que reciben tiene ya un porte importante, de entre 1,5 y 2 metro y uno o dos años, lo que favorece también un mejor arraigamiento.

Aunque está muy satisfecho de la cifra de más de 2000 árboles plantados, Bernal asegura que la campaña «no la hacemos para alardear de cantidades sino para generar una actitud de lo que los árboles significan para la Navidad y para que sigan viviendo». El proyecto 'Sembradores de Bosques' se desarrolla a lo largo de todo el año en el centro 'el Salugral' y tiene otras facetas importantes como la recogida de semillas en otoño y el sembrado en macetas en la primavera.

«Se trata no solo de recoger abetos y plantarlos tras Navidad, sino de que los niños vean la importancia que tiene el bosque en sí y durante todas las épocas del año», agregó.