Una alta concentración de algas cubre las orillas de Proserpina

La Confederación Hidrográfica del Guadiana descarta que se trate de un vertido de pintura

JUAN SORIANOMÉRIDA

Los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana descartan que el elemento que cubre parte de las orillas del pantano de Proserpina tenga su origen en un vertido de pintura, sino que estiman que se trata de una alta concentración de una especie de alga.

A pesar de que aún no se han analizado las muestras que la entidad tomó el pasado miércoles, todo hace suponer que no hay nada demasiado anormal en el extraño aspecto que presenta el lago.

Según indica Domingo Fernández, de la Comisaría de Aguas de la Confederación, las fotos muestran la floración de una especie de algas verdeazuladas que tienen un aspecto similar al de la pintura, lo que en un primer momento llevó a creer que se trataba de un vertido incontrolado.

Sin embargo, un estudio más detallado muestra que se trata de algas cianoficeas que cubren todo el perímetro del embalse, algo que contribuye a descartar un vertido en un punto concreto.

Como señala Fernández, esta planta ya se ha detectado en otras zonas, como en el embalse del Zújar, y se puede dar en concentraciones tan elevadas como las que se aprecian en Proserpina.

Su proliferación se debe a que este alga es capaz de sobrevivir en situaciones extremas. «Cuando el nitrógeno disuelto en el agua es escaso, lo que hace es cogerlo de la atmósfera y desplazar a otras especies», indica el responsable de la Comisaría de Aguas.

Sin peligro

La alta concentración de esta planta podría suponer un peligro de salud pública si el agua del pantano se destinase a consumo humano, algo que no se produce en la actualidad. Asimismo, tampoco se han detectado alteraciones en el ecosistema ni mayor mortandad de peces.