El Ayuntamiento se negó a que tirasen el Puente de San Roque

E. F. V.BADAJOZ

El caos circulatorio que afecta estos días a la ciudad de Badajoz habría sido aún mayor si el Ayuntamiento no se hubiese opuesto a la demolición del Puente de San Roque, una obra que forma parte del encauzamiento del arroyo Rivillas.

Alejandro Ramírez del Molino ha explicado esta semana que el Ayuntamiento se negó a que el derribo tuviera lugar esta Navidad. Igualmente pidió que antes de llevarse a cabo esa demolición entre en funcionamiento el nuevo Puente de la Ronda Norte.

El concejal aseguró que el Ayuntamiento y la Confederación ya han alcanzado un acuerdo sobre el emplazamiento que tendrá la rotonda de salida desde el Puente de la Ronda Norte a la carretera de Circunvalación. «Esa obra ya está acordada y será llevada a cabo por la Confederación Hidrográfica».