Sharon muestra una "mejoría significativa" tras su tercera operación

El primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, se perfila como nuevo dirigente del Kadima

EFE | JERUSALÉN
Sharon  muestra una "mejoría significativa" tras su tercera operación

El primer ministro israelí, Ariel Sharón, ha salido hoy del quirófano después de haberle realizado la tercera intervención desde que ingresó el miércoles en el Hospital Hadasa de Jerusalén. El director del hospital, Shlomo Mor Yosef, ha reconocido: "Puedo decir que, en comparación con los escáneres desde que llegó al hospital el miércoles y hasta hoy, hay una mejoría significativa en los datos que pueden leerse de las tomografías".

"En la operación hemos liberado la presión intra-craneal, parte de los coágulos que quedaban de la operación anterior han sido drenados y al final de la operación no hay ninguna hemorragia activa", subrayó el facultativo, que al comenzar su comparecencia ante los medios de prensa se excusó por violar las leyes sabáticas judías con la rueda de prensa. "La presión intra-craneal está nuevamente dentro de los parámetros normales", indicó.

En estos momentos los médicos están tratando de mejorar la ubicación del catéter que se le ha introducido en el cerebro por medio de un sistema de navegación computerizado, explicó. "Y volverá a la unidad de cuidados intensivos para continuar el tratamiento", agregó. Mor Yosef advirtió de que "a pesar de esa mejoría significativa, la situación del primer ministro es todavía grave pero estable".

Futuro del Kadima

El presidente de la formación Kadima, Roni Bar On, no tiene dudas de que el primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, resultará elegido como nuevo dirigente del partido. En declaraciones a la radio del Ejército israelí (Galei Tzahal), Bar On explicó que próximamente convocará una reunión de la formación, creada por el primer ministro, Ariel Sharon, el pasado mes de noviembre.

Sharon creó esta nueva formación para concurrir a las próximas elecciones generales previstas para el 28 de marzo y tras abandonar el histórico Likud, motivado por las desavenencias internas con un grupo de "rebeldes" que se oponía a la evacuación de la franja de Gaza.

Al nuevo partido, que significa Adelante en hebreo, se han sumado hasta la fecha 13 diputados del Likud, tres miembros del Partido Laborista, entre ellos el veterano dirigente Simon Peres, así como diputados de otros partidos y personalidades del mundo académico, del espectáculo y prominentes profesionales de varios campos.

Según una encuesta realizada por el instituto Diálogo para el rotativo Haaretz, Kadima mantendrá el favor del electorado y obtendría un 42% de los escaños parlamentarios en las próximas elecciones generales del 28 de marzo si estuviera encabezado por Peres. Le siguen de cerca en la encuesta Olmert, bajo cuyo liderazgo Kadima lograría 40 asientos, y la ministra de Justicia Tzipi Livni, con 38 escaños.

Los intentos de Olmert de que Peres continúe en Kadima, formación a la que manifestó recientemente su apoyo, responden a un propósito de que no regrese al Partido Laborista en la era "postSharon", agrega el diario.

Se espera que Olmert, que tiene la autoridad, como jefe del Gobierno en funciones, de nombrar nuevos ministros, ofrezca a Peres la responsabilidad de desarrollar las regiones del Neguev, en el sur de Israel, y la de Galilea, en el norte.

Continúan los planes de paz

Peres ha declarado que con el nuevo primer ministro en funciones han de continuar los planes de Sharón para la paz con los palestinos.

Ambos se han entrevistado esta mañana para planear lo que harán bajo las circunstancias creadas por la crisis médica que sufre Sharón, y la casi imposible probabilidad de que pueda regresar al Gobierno. "Basaremos la política del Poder Ejecutivo sobre dos soportes, el de marchar adelante para conseguir la paz con los palestinos, y, simultáneamente, en la lucha contra el terrorismo", dijo Peres.

Peres aclaró que la de esta mañana ha sido la primera de dos reuniones que tiene previstas con él el primer ministro en funciones mientras Sharón esté imposibilitado de ejercer sus funciones. En caso de que esa imposibilidad fuese total, el Gabinete Nacional tendrá que escoger al sucesor de Sharón, cuyo Gobierno será de transición, hasta las elecciones nacionales del 28 de marzo.