Sabores extremeños envueltos para regalo

Los productos de Denominación de Origen, uno de los regalos estrella

A. R. R.BADAJOZ

En un mercado que mueve por esta época del año millones de euros en publicidad y compitiendo con esas grandes campañas de perfumes que se han convertido ya en un clásico de la Navidad, con los móviles de tercera generación, los MP3 y los ipod, los productos de Denominación de Origen extremeños despuntan para sorpresa de mucha gente, como uno de los regalos más solicitados dentro del panorama navideño.

«Este año ha llamado la atención la demanda de productos extremeños como regalos. En el resto de España, se está tomando conciencia de su calidad y se convierten en estas fechas en nuestro mejores embajadores», asegura Miguel Luna, responsable de Relaciones Públicas de El Corte Inglés.

Tanto es así, que hay productos de nuestra Comunidad Autónoma que la práctica totalidad del país conoce, como la torta del Casar, un producto genuino de nuestra tierra, que a pesar de su dificultad para ser transportada, por sus condiciones de conservación, ha despuntado como uno de los obsequios más solicitados, como regalo de empresa para estas fiestas.

«Esta Navidad, muchas empresas de fuera de Extremadura han hecho pedidos de este 'manjar' de la tierra para regalárselo a sus empleados que se han mostrado encantados con su calidad» apunta Luna, que cuenta que junto al jamón de denominación Dehesa de Extremadura, este producto ha sido uno de los más demandados.

«El mejor embajador»

Sin necesidad de campañas millonarias, ni márketing que adornen sus 'virtudes' esta selección de productos de nuestra región son bien conocidos y apreciados tanto dentro, como fuera de nuestras fronteras por una fama que ya les precede y les acredita con la máxima calidad a todos los niveles.

Muchos emigrantes nostálgicos y otros tantos emigrados agradecidos, los disfrutan cada año como regalos de la familia que quedó y se los envía como regalo, o como obsequio para si mismos y los tuyos, porque también son muchos los extremeños que hacen su particular aportación personal a las mesas de estas fechas comprando estos productos «y quedan como reyes».

Asimismo, «En conversaciones con los clientes, muchos de ellos nos hacen saber que compran estas 'delicias' de la tierra para llevarlos a sus lugares de vacaciones como los mejores embajadores extremeños y para presumir de lo que tenemos aquí», asegura Miguel Luna, que su muestra satisfecho de la reputación que precede a estas 'viandas'.

Entre tanto gigante de la comunicación, llama la atención, en definitiva, cómo se han abierto camino estas 'joyas' de la región que han conseguido, por méritos propios estar entre los grandes de la gastronomía, no sólo Extremeña.