La cifra de muertos del estadio alemán asciende a 14 y una desaparecida

EFEBERLÍN

El hallazgo ayer de los cuerpos sin vida de tres muchachos, de entre 12 y 16 años, confirmó los tristes pronósticos que prácticamente daban por descartada la posibilidad de hallar supervivientes entre las ruinas del pabellón deportivo de Bad Reichenhall (Alpes Bávaros) y elevaron a 14 el balance de muertos. Los equipos de rescate siguen el rastro de la última persona dada aún por desaparecida, una mujer de 40 años, a la que se supone atrapada bajo pesadas placas de metal entre los escombros.

Sus tareas se ven dificultadas por las enormes masas de nieve y fragmentos de la estructura del recinto, entre los que rastrean los perros sabuesos de salvamento. «No podemos renunciar a la esperanza, pero es casi imposible que siga viva», dijo un portavoz policial.