Una banda de jóvenes saqueó un tren con 600 pasajeros en Francia el día de Año Nuevo

COLPISAPARÍS

Los franceses descubrieron horrorizados ayer que el día de Año Nuevo un tren que cubría el trayecto entre Niza (sureste) y Lyon (centroeste) fue saqueado por una banda de jóvenes y los 600 pasajeros fueron robados, golpeados e incluso una joven sufrió agresiones sexuales. El presidente Jacques Chirac subrayó ayer que este acto es «totalmente inaceptable» y garantizó que los culpables «deben ser encontrados y castigados como es debido».

Entre 20 y 30 jóvenes subieron a ese tren el día 1 de enero, después de haber festejado toda la noche la llegada del 2006 en Niza gracias a un precio especial ida y vuelta para este trayecto. Al parecer habían sido acompañados hasta la estación por agentes policiales que vieron que estaban embriagados y excitados y les obligaron a montar en el tren para volver a sus casas. Pero en cuanto salieron de Niza, estos jóvenes sembraron el pánico entre los viajeros, ya que comenzaron a robar los teléfonos móviles, después carteras y tarjetas bancarias y agredieron a quienes intentaban avisar al revisor del tren.

Agresión sexual

Una joven de 20 años, acorralada por una parte del grupo, fue incluso víctima de una agresión sexual. Aterrados, los viajeros intentaron encerrarse en los compartimentos y finalmente el revisor consiguió llamar a la policía y el tren se detuvo en una pequeña estación.

Pero en aquel punto hubo que aguardar refuerzos y, en la espera y con el tren parado, continuaron las agresiones y la destrucción de los asientos y otros materiales del tren. Solo tres de los presuntos agresores han sido detenidos ya que el resto logró escapar poco antes de llegar estación de Marsella, al hacer saltar la señal de alarma y huir entre las vías, en medio de la confusión general.

Un arrestado es menor de edad y los otros dos, de 19 años y nacionalidad marroquí, deberán responder por robo y agresión sexual.