Bush anuncia una reducción de tropas en Irak a lo largo del 2006

El recorte de efectivos afectará también al despliegue en Afganistán

EFEWASHINGTON

El presidente de EE. UU., George W. Bush, anunció ayer en el Pentágono que durante el año 2006 podría haber una reducción «neta» de tropas estadounidenses en Irak. «En el 2006 la misión será continuar traspasando más y más territorio y más y más responsabilidad a las fuerzas iraquíes» y si siguen haciendo progresos políticos y de seguridad, se podrán discutir «nuevos ajustes» de la presencia de EE. UU. en el país, dijo.

El presidente hizo estos anuncios tras reunirse con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Peter Pace, para hacer un balance de «la guerra global contra el terror» y del conflicto iraquí. El ajuste de efectivos ya está en marcha, según el presidente, quien recordó que los responsables militares sobre el terreno ya acordaron «que podemos reducir nuestras fuerzas de combate de 17 a 15 brigadas».

Este ajuste, añadió, «tendrá como resultado un recorte neto de varios miles de soldados» por debajo de los 138.000 efectivos, fijados antes de las elecciones iraquíes del pasado diciembre.

Aunque en esta ocasión Bush se ha mostrado un poco más optimista de lo habitual, también ha dejado claro que «mis decisiones se basarán en las recomendaciones de nuestros comandantes» y no en «falsos calendarios políticos». También se recortará la presencia de EE. UU. en Afganistán a medida que las fuerzas de la OTAN asuman un mayor control en ese país, al que Bush considera uno de «los dos mayores frentes», junto con Irak, en lo que llama «la guerra global contra el terror».