«Algunos niños se cansan de tanta tele y prefieren talleres entretenidos»

RAÚL HABADON BENITO FOTO: R. H.

Mamen Crespo tiene 21 años y es monitora sociocultural de la Concejalía de Juventud. Desde hace casi un año se encarga de impartir cursos y talleres de dinamización infantil y juvenil.

-¿Por qué se decantó por esta ocupación?

-Estudié el grado superior de formación profesional de animación sociocultural y posteriormente hice las prácticas en el colegio público Francisco Valdés.

-¿Qué hace en la actualidad?

-Acabo de impartir un taller de móviles de arcilla para niños de 9 a 12 años de edad. Los pequeños se han encargado de modelar con barro sus propios objetos, como animales, flores, figuras en general, para decorar sus habitaciones. Este taller forma parte de la programación navideña en la que también hacemos estampados de camisetas. En verano llevamos a cabo distintos talleres de la escuela de verano.

-¿Cuesta trabajo motivar a los niños?

-Creo que les ofrecemos actividades acordes a sus edades, a su desarrollo psicomotriz. En general, los niños que vienen a estos talleres tienen mucha creatividad e imaginación. Considero que a veces los niños llegan a cansarse de tanta televisión y tantos videojuegos y prefieren talleres entretenidos como estos.

-¿Quiénes son más fáciles de motivar, los niños o los mayores?

-He tenido la suerte de trabajar con unos y con otros. Cuesta más motivar a los mayores, puesto que hay que ofrecerles actividades en las que se sientan más útiles; por ejemplo, se me ocurre, con un cursillo en el que pinten cuadros o realicen manualidades que sirvan para posteriormente regalárselos a sus familiares. Los mayores son un poco más cerrados, pero también se trabaja muy bien con ellos. De hecho ya lo hice en la residencia Alonso de Mendoza. También he trabajado con discapacitados en Aprosuba 4.