Multado con 3.005 euros por dejar morir de hambre a sus burros

EFESANTANDER

El Gobierno de Cantabria ha impuesto una multa de 3.005 euros por infringir la Ley autonómica de Protección de los Animales al propietario de un establo de asnos de Santoña, al considerar probado que no daba pasto ni agua suficientes a sus burros y que eso pudo ser la causa de que cuatro de ellos murieran.

El Boletín Oficial de Cantabria publicó ayer la resolución de la Dirección General de Ganadería de la comunidad autónoma por la que se declara a José Angel B.A. autor de una infracción de la Ley de Protección de los Animales, con la agravante de haber persistido en su actitud pese a las reiteradas denuncias que recibió por parte del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. La Guardia Civil denunció por primera vez a este individuo el 19 de julio de 2002, cuando comprobó que tenía 19 asnos «mal alimentados y en malas condiciones sanitarias».

Al mes siguiente, los inspectores de la Dirección General de Ganadería comprobaron que, si bien los animales no estaban del todo desnutridos, si estaban flacos y no tenían alimentos.

Ganadería impone a José Angel B.A. una sanción de 3.005 euros por la «gravedad» de su conducta y por considerar que existió «intencionalidad o reiteración».