Los sindicatos, vigilantes en la construcción

El sindicato UGT de Extremadura instó ayer al Servicio Extremeño de Empleo (SEXPE) y a la Inspección de Trabajo a «redoblar esfuerzos» para acabar con las prácticas fraudulentas de las contrataciones en la construcción, que elevó el número de parados en 836 personas en diciembre. Comisiones Obreras, por su parte, exigió a las empresas del sector de la construcción que abandonen las prácticas fraudulentas en la contratación de sus trabajadores, con despidos falsos antes de las vacaciones para ahorrarse costos laborales.