Desarticulada una banda de extorsionadores ingleses e italianos en Tarragona

Los cinco detenidos, de entre 20 y 58 años, se hallan cumpliendo prisión preventiva desde el momento de su detención en septiembre

EFE | TARRAGONA

La Guardia Civil ha dado a conocer hoy que ha desarticulado una banda, integrada por una familia de ciudadanos ingleses e italianos, que, presuntamente, extorsionaba y amenazaba a personas de nacionalidad británica residentes en el municipio tarraconense de L'Ametlla de Mar. La detención de cinco varones se produjo en septiembre pero estaba bajo secreto de sumario.

Según informó la Subdelegación del Gobierno en Tarragona, las detenciones se produjeron el pasado mes de septiembre, pero no han trascendido hasta hoy al encontrarse el caso bajo secreto sumarial. Durante estos meses se han presentado cuatro denuncias y la investigación continúa abierta para el total esclarecimiento del caso.

El 'modus operandi' empleado por la citada banda consistía en la localización y estudio de víctimas potenciales, seleccionando por norma general a ciudadanos ingleses afincados en la zona, y posteriormente se ofrecían para realizarles trabajos de albañilería y jardinería. Después, reclamaban de las víctimas un 10% de bonificación por la finalización de dichos trabajos en un tiempo pactado, comprobando de esta forma el poder adquisitivo de los propietarios, y, si les resultaba sustancioso, iniciaban la extorsión basada inicialmente en la reclamación de dinero en cantidades superiores a los 10.000 euros, todo ello unido a otras amenazas.

También se ha comprobado que esta banda se dedicaba igualmente a otros hechos ilícitos contra la propiedad, tales como robos con fuerza. La Guardia Civil ha practicado cinco registros en L'Ametlla de Mar, en los que se ha incautado de numerosos objetos procedentes, al parecer, de estas actividades ilícitas, como numerosas joyas, vehículos, herramientas y electrodomésticos, así como tres armas de aire comprimido, una de tiro deportivo, un machete, dos grilletes de condena y munición. Los cinco detenidos, de entre 20 y 58 años, se hallan cumpliendo prisión preventiva desde el momento de su detención al haberlo ordenado el Juzgado de Instrucción número 1 de Tortosa.